Publicado 21/10/2021 09:33CET

Ruanda.- La Fiscalía de Ruanda apela la condena a 25 años de cárcel contra Paul Rusesabagina, el héroe de 'Hotel Ruanda'

Archivo - Paul Rusesabagina
Archivo - Paul Rusesabagina - NICOLAS MAETERLINCK / ZUMA PRESS / CONTACTOPHOTO

MADRID, 21 Oct. (EUROPA PRESS) -

La Fiscalía de Ruanda ha presentado una apelación contra la sentencia a 25 años de cárcel por cargos de terrorismo contra Paul Rusesabagina, el héroe cuya historia se narra en la película 'Hotel Ruanda', después de haber reclamado al tribunal que se le impusiera la cadena perpetua.

"Hemos apelado contra todo el proceso en los tribunales. Los detalles se desvelarán ante la corte", ha dicho el portavoz de la Autoridad Nacional de Fiscalía Pública ruandesa (NPPA), Faustin Nkusi, en declaraciones concedidas al portal ruandés de noticias IGIHE.

Rusesagabina fue sentenciado por su papel al frente del Movimiento Ruandés para el Cambio Democrático (MRDC), brazo político del grupo rebelde Frente de Liberación Nacional (FLN). La jueza Beatrice Mukamurenzi resaltó en su veredicto que el acusado jugó un papel en la creación del FLN y entregó financiación al grupo.

El acusado defendió durante la apertura del juicio que el tribunal no tiene autoridad para juzgarle debido a que es ciudadano belga, antes de denunciar su secuestro en Emiratos Árabes Unidos (EAU) para su traslado a Ruanda de cara a ser juzgado por los cargos que se le imputaban.

El propio Rusesabagina reconoció a finales de septiembre sus lazos con el FLN, si bien esgrimió que su papel era únicamente de carácter "diplomático". Así, dijo que el MRDC creó el FLN "como un brazo armado, no como un grupo terrorista como afirma el fiscal". "No niego que el FLN cometió crímenes, pero mi papel era la diplomacia", destacó.

Rusesabagina es mundialmente conocido después de que su historia quedara recogida en la película 'Hotel Ruanda'. Como gerente en funciones del hotel Mille Collines, en Kigali, consiguió proteger dentro del establecimiento a más de 1.200 tutsis y hutus moderados durante el genocidio de 1994 --en el que fueron masacrados cerca de 800.000 tutsis y hutus moderados-- aprovechando sus contactos.