Publicado 21/09/2021 13:23CET

Ruanda.- Ruanda cancela una reunión con una ministra de Bélgica por sus críticas tras el fallo contra Rusesabagina

Archivo - El presidente de Ruanda, Paul Kagame
Archivo - El presidente de Ruanda, Paul Kagame - -/Rwandan President Official Fli / DPA - Archivo

MADRID, 21 Sep. (EUROPA PRESS) -

El Gobierno de Ruanda ha anunciado la cancelación de una reunión prevista en Nueva York entre su ministro de Exteriores y su homóloga belga, Vicent Biruta y Sophie Wilmès, tras las críticas de esta última a la condena a 25 años de cárcel por terrorismo contra Paul Rusesabagina, conocido mundialmente por ser el héroe de la película 'Hotel Ruanda'.

Rusesabagina fue declarado culpable y sentenciado a 25 años de prisión el lunes por su papel al frente del Movimiento Ruandés para el Cambio Democrático (MRDC), brazo político del grupo rebelde Frente de Liberación Nacional (FLN), responsable de varios ataques en el país africano.

Tras el veredicto, Wilmès afirmó que no ha sido "un proceso justo y equitativo", "a pesar de los reiterados llamamientos" lanzados desde Bruselas, y agregó que "la presunción de inocencia tampoco se ha respetado".

En respuesta, el Ministerio de Exteriores ruandés ha señalado en un comunicado que las declaraciones de Wilmès "reflejan el desprecio de Bélgica al sistema judicial ruandés desde el inicio de este caso, a pesar de la significativa contribución de las instituciones belgas a la investigación del caso".

"Las víctimas de los actos terroristas del FLN, menos famosas, tienen el mismo derecho a la justicia que Rusesabagina y el resto de acusados", ha dicho, antes de mostrar su disposición a recibir a Wilmès en el país para "continuar el diálogo entre ambos países".

Rusesabagina es mundialmente conocido después de que su historia quedara recogida en la película 'Hotel Ruanda'. Como gerente en funciones del hotel Mille Collines, en Kigali, consiguió proteger dentro del establecimiento a más de 1.200 tutsis y hutus moderados durante el genocidio de 1994 --en el que fueron masacrados cerca de 800.000 tutsis y hutus moderados-- aprovechando sus contactos.