Publicado 12/03/2021 15:18CET

Ruanda.- Un tribunal de Finlandia niega la libertad condicional a un condenado a perpetua por el genocidio de Ruanda

Archivo - 07 April 2019, Rwanda, Kigali: A person holds a candle during a vigil service marking the 25th anniversary of the Rwandan genocide, during which nearly 800,000 people were killed, at the Amahoro Stadium. Photo: Benoit Doppagne/BELGA/dpa
Archivo - 07 April 2019, Rwanda, Kigali: A person holds a candle during a vigil service marking the 25th anniversary of the Rwandan genocide, during which nearly 800,000 people were killed, at the Amahoro Stadium. Photo: Benoit Doppagne/BELGA/dpa - Benoit Doppagne/BELGA/dpa - Archivo

MADRID, 12 Mar. (EUROPA PRESS) -

Un tribunal de Finlandia ha denegado este viernes la libertad condicional a François Bazaramba, un ciudadano ruandés condenado a cadena perpetua por su participación en el genocidio llevado a cabo en el país centroafricano durante la década de los 90.

Bazaramba, un religioso de etnia hutu, llevaba refugiado en Finlandia desde 2003 cuando emergieron contra él acusaciones de que había incitado al genocidio de la etnia rival tutsi durante las matanzas de 1994, cuando ejercía como pastor en la Iglesia Baptista Ruandesa.

Finalmente, acabó bajo custodia en 2007 y posteriormente condenado tras las declaraciones de más de 60 testigos. Aunque algunas de las audiencias se celebraron en Ruanda y en la vecina Tanzania, el religioso fue condenado por un tribunal finlandés y el resto de los procedimientos se han desarrollado allí, entre ellas su fallida apelación ante el Supremo y la negativa de este viernes del Tribunal de Apelación de Helsinki.

En su dictamen, el Tribunal de Apelaciones --en lo que se trata del primer caso relacionado con el genocidio ruandés juzgado en el país nórdico-- ha considerado que los crímenes por los que Bazaramba fue condenado son de "una naturaleza tan grave" que merecía incluso una condena más larga que la perpetua.

El tribunal sostuvo que Bazaramba tenía la intención de exterminar a los tutsis "como grupo, en todo o en parte", que había ordenado la muerte de siete personas y liderado ataques para asesinar a esta población, algunos de cuyos integrantes fueron asesinados por el propio religioso, de acuerdo con el pliego de cargos inicial recogida por el ente público de radiotelevisión finlandés Yle.

"Dada la naturaleza del hecho y la duración de la condena cumplida por Bazaramba, el Tribunal de Apelaciones ha dictaminado que aún no puede ser puesto en libertad condicional en esta etapa de ejecución", ha concluido el tribunal, cuya decisión, apunta en un comunicado, ha sido unánime.

Los motivos esgrimidos por el religioso de 70 años, como su avanzada edad o su buen comportamiento, no han servido para garantizar su liberación. Las estimaciones de la comunidad internacional apuntan que más de 800.000 tutsis y hutus moderados fueron exterminados durante los aproximadamente cuatro meses que duraron las masacres.