Publicado 14/06/2020 11:38CET

R.Unido.- Arrestado un manifestante por orinar al lado del memorial del agente fallecido en el ataque de Westminster

R.Unido.- Arrestado un manifestante por orinar al lado del memorial del agente f
R.Unido.- Arrestado un manifestante por orinar al lado del memorial del agente f - Aaron Chown/PA Wire/dpa

MADRID, 14 Jun. (EUROPA PRESS) -

Un hombre de 28 años ha sido arrestado por orinar al lado del memorial del agente Keith Palmer, asesinado durante el ataque terrorista de Westminster hace tres años, durante la contraprotesta de este sábado convocada por grupos de ultraderecha en Londres.

El ataque de Westminster tuvo lugar el 22 de marzo de 2017, cuando simpatizante de Estado Islámico Jalid Masud, arrolló a varias personas con su vehículo antes de apuñalar mortalmente al agente Palmer. Masud murió por los disparos efecutados por la Policía. Cinco personas murieron, sin contar al terrorista, y otras 46 resultaron heridas.

La imagen del individuo, identificado como un hombre de raza blanca, de 28 años, comenzó a circular por las redes sociales en una fotografía que el comandante de la Policía Metropolitana, Bas Javid, describió como "el momento más aborrecible" de las protestas del sábado.

El hombre está actualmente bajo custodia en Essex después de presentarse en una comisaría de Policía y está bajo investigación por atentar contra la decencia pública, según un comunicado de las fuerzas de seguridad.

La Policía británica también ha confirmado este domingo que unas cien personas acabaron arrestadas tras la colisión de la marcha del movimiento contra la brutalidad policial Black Lives Matter y los manifestantes de extrema derecha.

El primer ministro del país, Boris Johnson, indicó que gran parte de la violencia procedía de los manifestantes de la derecha, separados de los manifestantes del movimiento antirracista por barreras y líneas policiales.

La Policía ha añadido que las protestas fueron en gran parte pacíficas con "focos de violencia dirigidos hacia los agentes".

Los arrestados fueron acusados de delitos como "desorden violento", asalto a la policía, posesión de un arma, posesión de drogas y embriaguez.

"El matón racista no tiene lugar en nuestras calles", hizo saber Johnson en un mensaje a través de su cuenta de Twitter. "Estas marchas y protestas han sido corrompidas por la violencia y violan las pautas actuales de distanciamiento social del coronavirus", ha lamentado.