R.Unido.- Boris Johnson reaviva el proyecto para construir un puente entre Escocia e Irlanda del Norte

Publicado 10/02/2020 18:09:01CET
R.Unido.- Boris Johnson reaviva el proyecto para construir un puente entre Escoc
R.Unido.- Boris Johnson reaviva el proyecto para construir un puente entre Escoc - Stefan Rousseau/PA Wire/dpa

El puente podría costar unos 23.000 millones y se construiría sobre un vertedero nuclear y de munición química y convencional

LONDRES, 10 Feb. (EUROPA PRESS) -

El Gobierno británico liderado por el primer ministro, Boris Johnson, ha anunciado que está "estudiando activamente" la posibilidad de construir un puente para unir Escocia e Irlanda del Norte, un proyecto que podría costar 20.000 millones de libras (más de 23.600 millones de euros).

"El Gobierno está trabajando sobre la idea de un puente que una Gran Bretaña e Irlanda del Norte", ha apuntado un portavoz de Johnson, según recoge el diario británico 'The Guardian'. A cargo del proyecto hay varios funcionarios que informarán directamente al Número 10 de Downing Street.

El anuncio se enmarca en la apuesta declarada de Johnson por las infraestructuras y pasa por la elaboración de un estudio de viabilidad que incluye tanto un puente como un túnel para salvar los 32 kilómetros que separan ambas orillas en el punto más cercano. Será el propio Johnson quien evalúe el estudio de viabilidad.

Ya como alcalde de Londres, Johnson impulsó la construcción del Garden Bridge sobre el Támesis, un proyecto para un puente peatonal que costó más de 50 millones de libras antes de que comenzaran las obras. El proyecto finalmente fue abandonado. Tampoco prosperó su idea para un aeropuerto en el estuario del Támesis y los nuevos autobuses de dos pisos híbridos resultaron un fiasco tras invertir 280 millones de libras en ellos.

"El primer ministro es ambicioso en cuestiones de infraestructura. Está estudiando muchos proyectos por todo Reino Unido para impulsar la interconexión", ha subrayado su portavoz, que ha rechazado así las críticas por sus a veces estrambóticos proyectos.

La recurrente aparición de propuestas para unir Escocia con Irlanda del Norte es rápidamente cuestionada por quienes señalan el elevado coste que tendría la obra e incluso hay quien se burla de los tintes victorianos de este proyecto. De hecho, la primera vez que se planteó seriamente la posibilidad de tender este puente fue en 1869.

En la práctica, la mejor opción para construir el puente sería unir Portpatrick (Escocia) y Larne (Antrim, Irlanda del Norte), aunque tiene el inconveniente de la presencia de la Fosa de Beaufort, el mayor vertedero británico en el mar de munición convencional y química, utilizado tras la Segunda Guerra Mundial.

El Ministerio de Defensa británico estima que hay un millón de toneladas de munición, incluidas 14.500 toneladas de obuses de gas de fosgeno y dos toneladas de cilindros metálicos con residuos nucleares que fueron lanzados a la fosa en la década de 1950.

El Gobierno escocés ha manifestado su pesimismo en diversas ocasiones por "el evidente número de obstáculos prácticos y problemas y la necesidad de una cuidadosa evaluación de costes y beneficios". Tampoco casa demasiado bien con las aspiraciones secesionistas de Escocia.

En cambio, los unionistas norirlandeses apoyan la iniciativa y podría ser una especie de compensación ante los reveses que han sufrido con el Brexit y ahora con la victoria del Sinn Féin en las elecciones en la República de Irlanda.

Contador