Actualizado 08/09/2015 10:29 CET

Cameron derrotado en el Parlamento por las normas del referéndum sobre la membresía en la UE

LONDRES, 8 Sep. (Reuters/EP) -  

   El primer ministro británico, David Cameron, ha sufrido este lunes una dura derrota en el Parlamento, después de que miembros euroescépticos del Partido Conservador se uniesen a legisladores opositores para rechazar las normas propuestas de un referéndum sobre la membresía de Reino Unido en la Unión Europa.

   Es la primera derrota parlamentaria de Cameron desde que ganase la reelección en el mes de mayo con una estrecha mayoría y ha subrayado las históricas divisiones al interior de su Partido Conservador respecto a Europa, las que contribuyeron a la caída de sus dos predecesores.

   Cameron, quien planea dar una nueva forma a la relación de Reino Unido con el bloque antes de la votación prevista para fines del 2017, ha dicho que quiere permanecer en la Unión Europea bajo normas reformadas, aunque no descarta nada si la negociación no tiene éxito.

   Si bien el proyecto de ley completo para preparar el referéndum fue aprobado con facilidad y pasó a la Cámara alta del Parlamento tras la votación en la Cámara de los Comunes en la madrugada del martes, el Gobierno ahora tendrá que aceptar los cambios, después de que los legisladores rechazasen algunas de las normas propuestas por 312 votos en contra y 285 a favor.

   Cameron ya realizó dos concesiones sobre el referéndum la semana pasada, al acceder a volver más neutral la redacción de la pregunta y aceptar algunos límites a la actividad del Gobierno de cara a la votación.

   Si bien los legisladores del partido de Cameron apoyaron la idea de realizar el referéndum, muchos conservadores euroescépticos sostienen que las concesiones no son suficientes y dicen que debe aplicarse un período que prohíba al Gobierno publicar cualquier cosa que pudiese influir en el resultado.

   "Si el público detecta que el referéndum ha sido manipulado para ayudar a una parte, el público no sentirá que sea legítimo, no sentirá que los debates sean francos y sin importar el resultado, muchos de ellos no lo aceptarán", ha dicho el legislador conservador y ex ministro Owen Paterson al Parlamento.