Publicado 15/10/2021 17:37CET

R.Unido.- La clase política británica condena al unísono el asesinato del diputado David Amess

15 October 2021, United Kingdom, Leigh-On-Sea: Emergency services at the scene near the Belfairs Methodist Church in Eastwood Road North, where Conservative lawmaker Sir David Amess has died after he was stabbed several times at a constituency surgery. Ph
15 October 2021, United Kingdom, Leigh-On-Sea: Emergency services at the scene near the Belfairs Methodist Church in Eastwood Road North, where Conservative lawmaker Sir David Amess has died after he was stabbed several times at a constituency surgery. Ph - Yui Mok/PA Wire/dpa

El Parlamento británico llama a la revisión de los protocolos de seguridad para los diputados

MADRID, 15 Oct. (EUROPA PRESS) -

La clase política británica ha condenado el asesinato este viernes del asesinato del diputado conservador David Amess, muerto a puñaladas durante un encuentro electoral en el condado de Essex, mientras desde la Cámara de los Comunes se ha planteado ya la necesidad de reforzar la seguridad de los ocupantes de los escaños de ambas cámaras, expuestos en esta clase de eventos.

El presidente de la Cámara, Lindsay Hoyle, se ha declarado "consternado y profundamente afectado" por la muerte de un "hombre encantador, devoto de su familia, de la actividad parlamentaria y de su electorado" en Southend West.

Hoyle ha avisado de que este asesinato va a generar "una onda expansiva" por todo el país, y ha pedido que "en los próximos días se discuta la situación de seguridad de los diputados, así como las medidas a tomar" al respecto.

Mientras las banderas del Parlamento han comenzado a ondear a media asta, destacadas personalidades políticas como la ministra principal de Escocia, Nicola Sturgeon, también ha ido más allá de las condolencias para recordar que "en una democracia, los políticos deben ser accesibles y estar abiertos al escrutinio, pero nadie merece que le quiten la vida mientras trabaja y representa a sus electores".

De hecho, el propio Amess pidió en marzo al primer ministro británico, Boris Johnson, que se comprometiera a garantizar que se redujeran los delitos con arma blanca tras el asesinato en su circunscripcion del joven Luke Bellfield de 18 años, tras recibir varias puñaladas cerca de su domicilio.

Antiguos primeros ministros como John Major o Theresa May han condenado el asesinato de Amess en lo que la exmandataria describió como "un día trágico para la democracia", declaraciones a las que han comenzado a sumarse los miembros del Gobierno británico a la espera de una declaración oficial del primer ministro.

"Tengo el corazón roto", ha lamentado el vice primer ministro británico, Dominic Raab, como también ha manifestado el ministro de Salud, Sajid Javid, quien se ha declarado "devastado" por el ataque.

"Noticias horribles y profundamente impactantes", ha comentado por su parte el líder de la oposición laborista, Keir Starmer. "Mis pensamientos van dirigidos a David, a su familia y a su personal", ha hecho saber en su cuenta de Twitter.

También se ha sumado a las condolencias la esposa del primer ministro, Carrie Johnson. "Noticias absolutamente devastadoras sobre Sir David Amess, un hombre enormemente amable y bueno. Un gran amante de los animales y un verdadero caballero. Esto es completamente injusto. Mis pensamientos están con su esposa y sus hijos", ha manifestado.