Publicado 01/07/2021 23:34CET

R.Unido.- Una comisión del Parlamento británico denuncia violencia policial innecesaria en la vigilia por Sarah Everard

Archivo - 15 March 2021, United Kingdom, London: Demonstrators hold placards during a Reclaim the Streets protest at the Parliament Square, in memory of Sarah Everard who went missing while walking home from a friend's flat on March 3. Photo: Ian West/PA
Archivo - 15 March 2021, United Kingdom, London: Demonstrators hold placards during a Reclaim the Streets protest at the Parliament Square, in memory of Sarah Everard who went missing while walking home from a friend's flat on March 3. Photo: Ian West/PA - Ian West/PA Wire/dpa - Archivo

MADRID, 1 Jul. (EUROPA PRESS) -

Una comisión del Parlamento británico ha concluido este jueves que la Policía Metropolitana de Londres violó el derecho fundamental a la protesta y actuó con fuerza desproporcionada contra quienes participaron en la vigilia celebrada el pasado 13 de marzo en el sur de la capital inglesa en memoria de Sarah Everard, víctima de violencia machista.

La investigación afirma que los agentes no solo violaron los derechos de protesta de la población que acudió a presentar sus respetos por la víctima y su repulsa por este episodio de violencia machista, sino que también hicieron un uso innecesario y desproporcionado de la fuerza.

Aquella vigilia celebrada el 13 de marzo fue un acto para "fundamentalmente llorar la muerte de Sarah Everard, presuntamente asesinada por un oficial de policía, y para hacer hincapié en que nuestras calles deben ser seguras para las mujeres después del anochecer", señala el informe.

Según la investigación, la Policía de Londres cambió su actitud inicial de "vigilancia y observación" a una "intervención más física" y en la que se produjeron denuncias de "abusos verbales", cuenta 'The Guardian'.

Si bien se ha señalado que en algunas ocasiones el uso de la fuerza "estuvo justificado", se ha criticado que los agentes no distinguieran entre manifestantes violentos y pacíficos, llegando "incluso a utilizar perros, golpes con porras y escudos antidisturbios contra personas que se encontraban en el suelo".

La vigila, que tuvo lugar en plenas restricciones por el coronavirus, estaba prevista que durará 24 horas. Sin embargo, la Policía lo prohibió. El intento sin éxito de impugnar esta decisión por parte del colectivo vecinal Reclama Las Calles (RTS, por sus siglas en inglés) no desanimó a cientos de participantes.

RTS ha valorado que las conclusiones del informe "socavan todavía más la confianza" de las mujeres sobre la capacidad de la jefe de la Policía Metropolitana de Londres, Cressida Dick, quien "ha dirigido una organización que ha hecho caso omiso de los derechos de las mujeres y los derechos a la protesta".

"Este problema viene de arriba, no es un grupo de oficiales sobre el terreno que toman malas decisiones operativas, es un problema estructural", ha señalado el colectivo.

Everard, de 33 años, desapareció cuando regresaba a su casa, hacia las 21.00 del miércoles 3 de marzo, después de visitar a unas amigas en el barrio de Clapham, en el sur de Londres. Su cuerpo fue localizado una semana después en una zona arbolada del condado de Kent, en el suroeste del país.

El agente de Scotland Yard Wayne Couzens fue detenido y acusado de la desaparición y la muerte de Everard, crimenes por los que será juzgado el próximo 25 de octubre.