Publicado 27/03/2021 12:40CET

R.Unido.- Continúan los disturbios en Bristol durante las protestas contra los preparativos de una nueva ley policial

Protestas contra la nueva ley policial en Bristol, Reino Unido
Protestas contra la nueva ley policial en Bristol, Reino Unido - Ben Birchall/PA Wire/dpa

MADRID, 27 Mar. (EUROPA PRESS) -

El primer ministro británico, Boris Johnson, ha condenado este sábado la violencia durante las protestas contra la nueva ley de seguridad que preparan las autoridades y ha defendido en cambio la actuación policial.

"Anoche vimos en Bristol ataques lamentables contra agentes de la Policía. Nuestros agentes no deberían tener que enfrentarse a ladrillos, botellas y fuegos artificiales lanzados por una turba violenta que ha causado daños a la propiedad. La Policía y la ciudad tienen mi pleno respaldo", ha publicado Johnson en un mensaje en Twitter.

Desde el inicio de las protestas, el pasado domingo, se han realizado diez detenciones y se han producido enfrentamientos entre la Policía y los manifestantes, que han lanzado cascotes, botellas de vidrio, artefactos pirotécnicos, pintura y huevos, con unos mil manifestantes concentrados en la noche del viernes para protestar contra la nueva ley y la violencia policial. Los agentes emplearon caballería y perros para contener la protesta.

Los manifestantes han coreado consignas como "Justicia para Sarah" o "¿A quién protegéis?" durante la protesta, secundada a pesar de la intensa lluvia y la cuantiosa presencia policial. Sara Everard murió a manos de un agente, Wayne Couzens, imputado ya por lo ocurrido.

"La mayoría actuó de forma pacífica, pero una minoría mostró hostilidad con los agentes", ha explicado el superintendente de la Policía Mark Runacres, en declaraciones recogidas por la cadena británica Sky News.

Un periodista de 'The Daily Mirror', Matthew Dresch, ha denunciado una agresión de los agentes pese a haberse identificado como informador. "Estaba observando respetuosamente lo que pasaba y no suponía amenaza alguna para los policías", ha explicado Dresch en un mensaje en Twitter acompañado de un vídeo del incidente.

La Policía ha protegido con líneas de agentes y furgonetas la comisaría de Bridewell, donde varios vehículos fueron incendiados durante las protestas del pasado domingo.

El proyecto de ley sobre la policía, las sentencias penales y los tribunales daría más competencias a la policía de Inglaterra y Gales ante manifestaciones no violentas, incluidas las que se consideren demasiado ruidosas o molestas.

Contador