Publicado 05/03/2021 13:18CET

R.Unido.- El gestor de la Bolsa de Londres eleva un 1% su beneficio en 2020, hasta 487 millones

Archivo - FILED - 17 March 2017, England, London: A general view of the London Stock Exchange located at the entrance to the exchange. Photo: Jens Kalaene/dpa-Zentralbild/dpa
Archivo - FILED - 17 March 2017, England, London: A general view of the London Stock Exchange located at the entrance to the exchange. Photo: Jens Kalaene/dpa-Zentralbild/dpa - Jens Kalaene/dpa-Zentralbild/dpa - Archivo

MADRID, 5 Mar. (EUROPA PRESS) -

London Stock Exchange Group (LSEG), el gestor de la Bolsa de Londres y otros mercados, obtuvo un beneficio neto atribuido de 421 millones de libras esterlinas (487 millones de euros) en 2020, lo que representa un 0,9% más que en el ejercicio anterior, según ha anunciado la entidad.

La cifra de negocio de la operadora británica alcanzó los 2.444 millones de libras (2.825 millones de euros), un 6% más que un año antes, incluyendo un incremento del 3,3% de los ingresos, hasta 2.124 millones de libras (2.455 millones de euros).

La facturación de LSEG por servicios de información aumentó un 3% en el año, hasta 882 millones de libras (1.019 millones de euros), mientras que el negocio de mercados de capitales aportó 427 millones de libras (494 millones de euros), en línea con el dato de 2019.

La entidad propondrá el reparto de un dividendo final de 51,7 peniques por acción, lo que eleva a 0,75 libras el dividendo del ejercicio, un 7% más.

"LSEG es ahora verdaderamente global con una presencia significativa en América del Norte, Europa, Asia y mercados emergentes", destacó David Schwimmer, consejero delegado de LSEG, quien destacó el hito que representa para la compañía el cierre de la compra de Refinitiv a principios de 2021.

"LSEG está bien posicionado para el crecimiento sostenible a largo plazo en un panorama en continua evolución como proveedor líder de datos e infraestructura de mercados financieros mundiales", añadió.

El pasado mes de enero, la Comisión Europea daba su autorización a la compra de Refinitiv, empresa responsable de los terminales de información financiera de Thomson Reuters, por parte de LSEG, con la condición de que el gestor completase sus compromisos de desinversión y mantenimiento de determinados servicios.