R.Unido.- Imputan 39 cargos de homicidio al conductor por los inmigrantes muertos en un camión en Inglaterra

Publicado 26/10/2019 20:04:57CET

LONDRES, 26 Oct. (EUROPA PRESS) -

Las autoridades han presentado un total de 39 cargos por homicidio contra Maurice Robinson, un hombre de 25 años originario de Irlanda del Norte que conducía el camión en el que se hallaron el pasado miércoles los cadáveres de 39 inmigrantes en un camión frigorífico.

Robinson, cuya identidad ha sido confirmada este sábado, fue detenido tras descubrirse los cuerpos y ahora se le acusa de estos homicidios y de los delitos de conspiración para tráfico de seres humanos, conspiración para ayudar a la inmigración ilegal y por blanqueo de dinero. Este lunes comparecerá en el tribunal de Chelmsford, informa la prensa británica.

Otro norirlandés de 23 años detenido este mismo sábado en el puerto de Dublín está igualmente siendo investigado por la policía de Essex por estas muertes. Fue arrestado por un delito ajeno a estos hechos, pero tras su detención se descubrió su posible implicación.

Otros tres irlandeses están siendo interrogados por la policía de Essex, incluido un norirlandés de 48 detenido el viernes en el Aeropuerto de Stansted y que supuestamente conocía a Robinson. Un matrimonio de 38 años fue detenido en Warrington, Inglaterra, este viernes poco antes del amanecer.

Mientras, la Embajada vietnamita ha informado este sábado de que no tiene confirmación oficial de la identidad de los 39 fallecidos. El embajador ha hablado con el Ministerio del Interior británico y mantiene contacto con los agentes que intentan identificar a las víctimas, explica la Embajada.

"Según la policía de Essex, la identificación y nacionalidad de las víctimas sigue siendo investigada. La Embajada de Vietnam y los organismos británicos pertinentes han declarado su voluntad de intercambiar información y coordinarse para facilitar la identificación de las víctimas", ha apuntado la legación diplomática.

Los 38 adultos y un adolescente encontrados en un parque industrial de Grays (condado de Essex, a unos 32 kilómetros al este de Londres centro) eran, en su mayoría, recolectores de arroz en su provincia natal de Nghe An, convertida en centro de tráfico de personas en el país desde que hace dos años fuera escenario de uno de los más grandes desastres medioambientales de la historia del país, el provocado por la metalúrgica taiwanesa Formosa Plastics con un vertido que contaminó las aguas de la costa y acabó con la pesca.

Otras víctimas parecen proceder de la cercana provincia de Ha Tihn, principio de un éxodo que se ha prolongado durante los primeros ocho meses de este año, durante los que 41.000 personas han abandonado la región para buscar trabajo.