Publicado 04/04/2021 13:55CET

R.Unido.- El independentismo escocés acaricia la 'supermayoría' en las elecciones de mayo

03 April 2021, United Kingdom, Glasgow: Scottish First Minister and leader of the Scottish National Party (SNP) Nicola Sturgeon campaigns for the Scottish Parliamentary election at Ruchill Park. Photo: Russell Cheyne/PA Wire/dpa
03 April 2021, United Kingdom, Glasgow: Scottish First Minister and leader of the Scottish National Party (SNP) Nicola Sturgeon campaigns for the Scottish Parliamentary election at Ruchill Park. Photo: Russell Cheyne/PA Wire/dpa - Russell Cheyne/PA Wire/dpa

MADRID, 4 Abr. (EUROPA PRESS) -

Los partidos independentistas de Escocia parten con opciones de hacerse con una 'supermayoría' en las elecciones del 6 de mayo, en las que la ministra principal, Nicola Sturgeon, aspira a sentar las bases de un nuevo referéndum al que por ahora se resiste el Gobierno central.

El Partido Nacional Escocés (SNP) de Sturgeon podría obtener 65 escaños, uno por encima de la mayoría que necesita para gobernar sin problemas, según un sondeo de la firma Panelbase publicado por 'The Sunday Times'. El Partido Verde Escocés, también favorable a la independencia, obtendría ocho representantes, mientras que el Partido Alba, fundado por el exdirigente, Alex Salmond, obtendría seis.

En total, las tres formaciones sumarían 79 escaños dentro de un Parlamento que conforman 129 representantes y que tendría apenas 24 diputados del Partido Conservador --siete menos que en la elecciones de 2016-- y otros 20 del Partido Laborista --cuatro menos--.

Salmond, que vuelve a la primera línea política tras verse inmerso en escándalos políticos y personales, ha acuñado el término 'supermayoría' como horizonte para aumentar la presión sobre el Gobierno de Boris Johnson, que ha descartado cualquier hipotética repetición del plebiscito convocado en el año 2014.

Entonces, una mayoría de los escoceses dijo 'no' a la secesión, en un escenario de división que previsiblemente se repetiría en caso de una nueva consulta. Según el sondeo, un 51 por ciento de los ciudadanos quieren una Escocia independiente, frente al 49 por ciento que prefieren que siga formando parte de Reino Unido, informa la agencia Bloomberg.

Contador