Publicado 17/11/2020 11:14CET

R.Unido.- Johnson considera un "desastre" la cesión de competencias a Escocia

11 November 2020, England, Erith: UK Prime Minister Boris Johnson wearing a face mask loads produce into baskets during a visit to the Tesco Erith distribution Centre in south east London. Photo: Kirsty Wigglesworth/PA Wire/dpa
11 November 2020, England, Erith: UK Prime Minister Boris Johnson wearing a face mask loads produce into baskets during a visit to the Tesco Erith distribution Centre in south east London. Photo: Kirsty Wigglesworth/PA Wire/dpa - Kirsty Wigglesworth/PA Wire/dpa

"La única manera de proteger y reforzar el Parlamento escocés es con la independencia", insiste Sturgeon

MADRID, 17 Nov. (EUROPA PRESS) -

El primer ministro de Reino Unido, Boris Johnson, ha descrito como un "desastre" la cesión de competencias a Escocia, una catalogación que le ha valido críticas desde distintos lados del espectro político y que agudiza aún más las tensiones con un territorio que no renuncia a la celebración de un nuevo referéndum independentista.

Las polémicas declaraciones se produjeron el lunes en una reunión telemática de Johnson con decenas de diputados conservadores de la zona norte de Inglaterra. En dicho encuentro, según 'The Sun', el 'premier' aseguró que "la devolución ha sido un desastre al norte de la frontera" de Inglaterra.

Dicha devolución se remonta a 1999, cuando el Gobierno de entonces, liderado por el laborista Tony Blair, amplió las competencias de Escocia y autorizó la creación de un Parlamento en Edimburgo. Para Johnson, este acuerdo fue "el mayor error" de la etapa de Blair en el poder.

Downing Street no han desmentido que Johnson pronunciase las polémicas palabras y, en cambio, ha insistido en que "el primer ministro siempre ha apoyado la devolución". Una fuente citada por la BBC ha apuntado sin embargo que Blair "no supo prever el auge del separatismo".

"La devolución es genial, pero no cuando la utilizan separatistas y nacionalistas para romper Reino Unido", ha dicho esta fuente, en un intento por desviar el debate que copa este martes las portadas de todos los medios británicos, especialmente en Escocia.

RESPUESTA ESCOCESA

La ministra principal escocesa, Nicola Sturgeon, ha abogado por enmarcar las declaraciones de Johnson "para la próxima vez que los 'tories' digan que no son una amenaza para los poderes del Parlamento escocés o, de forma más sorprendente, que apoyan la cesión de más competencias".

"La única manera de proteger y reforzar el Parlamento escocés es con la independencia", ha recalcado Sturgeon en un mensaje en su cuenta de Twitter.

El líder del Partido Conservador en Escocia, Douglas Ross, se ha apresurado a matizar las palabras de Johnson en la misma red social, para señalar que "la devolución no ha sido un desastre". En cambio, ha recriminado al Partido Nacional Escocés (SNP) su "obsesión con otro referéndum", que sí "ha sido un desastre".

En el horizonte están ya las elecciones escocesas, previstas para el 6 de mayo de 2021, y en las que previsiblemente el SNP volverá a hacer valer su dominio político. Sturgeon confía en dichos comicios para revitalizar su llamamiento a una repetición de la consulta de 2014, cuando una mayoría de los votantes dijo 'no' a la independencia.

El Gobierno central ha descartado autorizar este segundo referéndum, alegando básicamente que es "un vez por generación", pero las autoridades de Escocia sostienen que el escenario ha cambiado por completo en estos últimos años debido principalmente al Brexit, al que se opusieron una mayoría de los escoceses.

Este escenario cambiante se notaría también en las encuestas. Un sondeo publicado la semana pasada por la firma YouGov situaba en el 51 por ciento el nivel de apoyo a la independencia y en el 67 por ciento la aprobación de Sturgeon, frene al 20 por ciento obtenido por Johnson, informa Bloomberg.

Contador