Publicado 29/04/2021 19:20CET

R.Unido.- Johnson insiste en que "no hay nada que ver o de lo que preocuparse" en torno a la reforma de su apartamento

29 April 2021, United Kingdom, London: UK Prime Minister Boris Johnson visits King Solomon Academy in Marylebone, central London. Photo: Dan Kitwood/PA Wire/dpa
29 April 2021, United Kingdom, London: UK Prime Minister Boris Johnson visits King Solomon Academy in Marylebone, central London. Photo: Dan Kitwood/PA Wire/dpa - Dan Kitwood/PA Wire/dpa

MADRID, 29 Abr. (EUROPA PRESS) -

El primer ministro británico, Boris Johnson, ha reiterado este jueves que no cree que haya "nada que ver o de lo que preocuparse" en torno a la polémica reforma de su apartamento oficial en Downing Street, después de que la Comisión Electoral haya abierto una investigación sobre la financiación de los trabajos de reforma de la vivienda.

Johnson, que ha señalado que cooperará con la investigación en curso, ha insistido en que está "centrado" en los asuntos "que realmente importan", ha recogido la BBC.

La Comisión Electoral británica, una agencia independiente que controla la financiación de los partidos políticos, entre otros aspectos, cree que el Partido Conservador podría haber violado la ley, debido a las informaciones que apuntan a que los costes de reforma podrían haberse costeado originalmente mediante donaciones.

Por su parte, el Partido Laborista ha urgido al 'premier' a revelar "rápidamente" quién pagó los trabajos en primer lugar. El líder del partido, Keir Starmer, ha señalado que la situación se está convirtiendo en una "farsa", añadiendo que Johnson "tardaría como un minuto" en dar los detalles de los trabajos "y después volver a su trabajo diario".

La Comisión Electoral ha señalado que hay motivos "suficientes" para "sospechar que puede haber ocurrido una infracción o infracciones" en torno a los trabajos de reforma del apartamento de Johnson, ubicado en el número 11 de Downing Street.

El 'premier' británico ha estado bajo una presión creciente para declarar cómo se pagaron las reformas, después de que su ex asesor jefe, Dominic Cummings, apuntara a un presunto plan para que los donantes las pagaran "en secreto".

Aunque no hay normativas que prohíban la posibilidad de recibir donaciones, los políticos británicos tienen que declararlas públicamente, para que la ciudadanía pueda conocer quién les ha dado dinero y dilucidar si los donantes tienen influencia en las decisiones que toman.

Johnson ha reiterado que se encargó del coste de los trabajos de renovación "personalmente", pero no ha señalado quién pagó por la factura inicial.

Contador