R.Unido.- Una "novia" británica de Estado Islámico pierde la apelación para recuperar su ciudadanía

Publicado 07/02/2020 18:21:03CET

LONDRES, 7 Feb. (DPA/EP) -

Una "novia" de Estado Islámico ha perdido este viernes una apelación para recuperar su ciudadanía británica tras considerar el tribunal de Inmigración que la eliminación de esta condición no la convierte automáticamente en una apátrida.

Shamima Begum, de 20 años, tiene intención de apelar la decisión, según ha informado su abogado, Daniel Furner, quien ha avisado de que la joven corre ahora mismo peligro de muerte en el campo de refugiados sirio de Al Hol, en el noreste de Siria, donde aguarda el resultado del proceso.

El caso de Begum adquirió especial notoriedad tras conocerse que su hijo de tres semanas, había fallecido en marzo de 2019 en este campo, donde se encuentran retenidos cientos de simpatizantes y familiares de la organización terrorista, bajo custodia de las fuerzas kurdas.

La ministra del Interior de Reino Unido, Priti Patel, recalcó en septiembre de 2019 que Begum no podrá volver a entrar nunca al país europeo. "Nuestro trabajo es mantener seguro el país. No necesitamos personas que han causado daño y abandonaron nuestro país para ser parte de un culto de muerte y perpetrar esa ideología", sostuvo.

El caso de Begum, a la que se le retiró la nacionalidad británica, por motivos de seguridad, se ha convertido en paradigma del futuro que deben correr quienes se han alistado como combatientes en Siria y sus familiares.

Las leyes británicas plantean esta posibilidad en caso de que exista una segunda nacionalidad. Esta segunda opción sería Bangladesh, país del que es originaria su madre, pero el Gobierno del país asiático ya ha respondido que Begum no es una de sus ciudadanas y que, por tanto, no le concederá permiso de entrada en caso de que quiera abandonar Siria.

Begum, que entonces tenía 15 años, Amira Abase, de la misma edad, y Kadiza Sultana, de 16, todas ellas estudiantes de la Bethnal Green Academy, partieron en febrero de 2015 del aeropuerto londinense de Gatwick con destino a Turquía, tras haber dicho a sus padres que se iban a pasar el día.

Una vez en este país, cruzaron la frontera hacia Siria y llegaron a Raqqa, la capital del 'califato'. La mujer fue localizada en febrero en un campamento de desplazados tras abandonar una de las últimas zonas que controlaban los yihadistas en el país árabe.

Contador