Publicado 04/02/2021 13:27CET

R.Unido/P.Bajos.- Unilever apuesta por EEUU, India y China tras ganar 5.581 millones en 2020, un 0,8% menos

Unilever
Unilever - UNILEVER - Archivo

MADRID, 4 Feb. (EUROPA PRESS) -

El fabricante angloneerlandés de productos de consumo e higiene Unilever obtuvo un beneficio neto atribuido de 5.581 millones de euros en 2020, lo que representa un descenso del 0,8% en comparación con sus cuentas de 2019, aunque al descontar el efecto del tipo de cambio sus ganancias aumentaron un 6,1%, informó la multinacional, que pretende impulsar su presencia en Estados Unidos, India y China como motores del futuro crecimiento de la compañía.

Las ventas de Unilever en el conjunto del ejercicio disminuyeron un 2,4%, hasta 50.724 millones de euros, incluyendo una caída del 4,2% de las ventas en el cuarto trimestre de 2020, hasta 12.102 millones. Sin tener en cuenta el impacto adverso del tipo de cambio, los ingresos de la compañía aumentaron un 3,5% en el ejercicio.

La facturación del negocio de belleza en 2020 retrocedió un 3,4%, hasta 21.124 millones de euros, mientras que el segmento de hogar redujo un 3,4% sus ingresos, hasta 10.460 millones, y la división de alimentación y bebidas un 0,8%, hasta 19.140 millones.

De su lado, la deuda neta al cierre del ejercicio fue de 20.900 millones de euros en comparación con los 23.100 millones de euros a 31 de diciembre de 2019.

"Completamos la unificación de nuestra estructura legal bajo una sola empresa matriz y continuamos trabajando para separar e negocio del té a medida que evolucionamos nuestro portafolio", declaró Alan Jope, consejero delegado de Unilever.

De cara al futuro, la compañía señaló como prioridad estratégica acelerar su apuesta por los mercados de Estados Unidos, India y China, que suponen el 35% de los ingresos de la empresa, así como aprovechar su fortaleza en países emergentes. "Pensamos que podemos enfocarnos más en estas regiones y lograr posiciones incluso más fuertes", indicó la empresa.

Asimismo, para los próximos años la compañía confía en lograr un crecimiento de las ventas subyacentes de entre el 3% y el 5%, por encima del mercado, así como un incremento de los beneficios a mayor ritmo que las ventas en base comparable.