Publicado 11/03/2021 12:06CET

R.Unido.- Rolls-Royce dispara sus pérdidas en 2020, hasta 3.698 millones por la pandemia

Archivo - Motor de Rolls-Royce
Archivo - Motor de Rolls-Royce - IFS - Archivo

Mantiene conversaciones con potenciales compradores de la española ITP Aero

MADRID, 11 Mar. (EUROPA PRESS) -

El fabricante británico de motores para la industria aeroespacial Rolls-Royce registró pérdidas de 3.170 millones de libras esterlinas (3.698 millones de euros) en 2020, ampliando así en un 141% los 'números rojos' de 1.315 millones de libras (1.534 millones de euros) contabilizados por la compañía en 2019 como consecuencia del impacto de la pandemia de Covid en su actividad, particularmente en el sector aéreo.

La empresa, que el pasado mes de mayo anunció una profunda reorganización de su negocio para adaptar su actividad a los nuevos niveles de demanda como consecuencia de las dificultades que atraviesa el sector de la aviación comercial, precisó que en 2020 se habían recortado 7.000 de los 9.000 puestos de trabajo previstos.

"Hemos tomado acciones decisivas para mejorar nuestra capacidad de recuperación financiera y mejorar permanentemente nuestra eficiencia operativa, lo que resultó en una lamentable, pero muy necesaria, reducción en el tamaño de nuestra fuerza laboral", señaló Warren East, consejero delegado de Rolls-Royce.

La cifra de negocio de Rolls-Royce en 2020 retrocedió un 28,7% interanual, hasta 11.824 millones de libras (13.793 millones de euros), con una caída de los ingresos subyacentes del negocio de aviación civil del 37%, hasta 5.089 millones de libras (5.936 millones de euros), y del 14% en el área de sistemas eléctricos, con 2.745 millones de libras (3.202 millones de euros),

El negocio de defensa creció un 4%, hasta 3.366 millones de libras (3.926 millones de euros) e ITP Aero facturó un 25% menos, hasta 705 millones de libras (822 millones de euros).

En cuanto a la empresa española, Rolls-Royce destacó el fuerte impacto de la crisis debido a su significativa exposición al sector de aviación civil, que representa alrededor del 70% de su negocio, aunque expresó su confianza en una estabilización en 2021, seguida de una recuperación a partir de 2022.

Asimismo, en relación al proceso de ahorro de costes en curso, que contempla una reducción de plantilla del 15% en la filial respecto de los niveles de personal en 2019, la multinacional indicño que espera completar el proceso al final del primer semestre de 2021, mientras que destacó los progresos realizados en el proceso de venta de ITP Aero, para lo que mantiene conversaciones con varios compradores potenciales.