Publicado 09/05/2021 17:23CET

R.Unido.- Sturgeon advierte que sería "totalmente escandaloso" que Londres impida un nuevo referéndum de independencia

La ministra principal de Escocia, Nicola Sturgeon
La ministra principal de Escocia, Nicola Sturgeon - ANDREW MILLIGAN - POOL/GETTY IMAGES

Tras las elecciones escocesas el respaldo parlamentario a la independencia es aún mayor

MADRID, 9 May. (EUROPA PRESS) -

La ministra principal escocesa, Nicola Sturgeon, ha advertido este domingo de que sería "totalmente escandaloso" que el Gobierno británico vete la celebración de un nuevo referéndum de independencia después de las elecciones del pasado jueves, en las que el independentismo amplió aún más su mayoría en el Parlamento escocés.

"El pueblo de Escocia ha votado por el SNP (Partido Nacional Escocés) por su propuesta de que haya un referéndum de independencia cuando sea el momento adecuado", ha afirmado Sturgeon en declaraciones a la cadena BBC.

"Como en 2011, cuando se llegó a (el referéndum) de 2014, cualquier Gobierno de Reino Unido que tenga un mínimo respeto por la democracia escocesa, sencillamente lo aceptaría y llegaría a un acuerdo con el Gobierno escocés que lo sitúe más allá de cualquier duda legal", ha argumentado.

El SNP (64 escaños) y Los Verdes (8 escaños) suman 72 de los 129 asientos del Parlamento de Holyrood, tres más que en la anterior legislatura, por lo que para Sturgeon sería "absurdo y totalmente escandaloso" que Londres recurriera a los tribunales para impedir la votación.

"Si terminamos en los tribunales, lo cual no querría, significaría que un Gobierno conservador se niega a respetar las aspiraciones democráticas del pueblo escocés y el resultado de unas elecciones democráticas para intentar ir al Tribunal Supremo y tumbar la democracia escocesa", ha remachado.

Así, Sturgeon ha planteado que será el nuevo Parlamento escocés el que decida la fecha concreta del referéndum, aunque ha reiterado que espera que se celebre en los dos primeros años de la legislatura.

Mientras, el 'número dos' del Gobierno de Boris Johnson, Michael Gove, ha argumentado que este referéndum "no es una prioridad por el momento", aunque ha insistido en que "por supuesto", Escocia podría abandonar Reino Unido si así se decide en un referéndum legal.

Gove ha sido entrevistado en Sky News e interrogado por si recurrirían en los tribunales una ley de referéndum. "No estamos ni tan siquiera en ese momento. Nos estamos concentrando en la recuperación", ha argumentado.

En particular, Gove ha recordado que Sturgeon "reconoció en el debate electoral que el Gobierno escocés ha cometido algunos errores". "En particular, dijo que perdieron la perspectiva en lo que respecta al terrible problema de muertes por drogas", ha indicado.

"Nuestra responsabilidad es que nadie de Holyrood pierda la perspectiva (...) tampoco con los retrasos ocasionados en los servicios públicos durante la pandemia", ha argumentado.

El programa electoral del SNP incluye primero la aprobación de un proyecto de ley para celebrar un nuevo referéndum cuando termine la pandemia y presionar posteriormente al primer ministro para que active la Sección 30 de la Ley de Escocia de 1998 que permitiría la consulta.

En la consulta de 2014, con casi un 85 por ciento de participación, el 'no' se logró imponer con un 55 por ciento, aunque el independentismo escocés achacó este resultado a la campaña del miedo a una salida de la UE, la cual finalmente se produjo igualmente con el Brexit.