Publicado 12/08/2021 02:21CET

Rusia.- AI denuncia "la erosión" del derecho a la libertad de reunión pacífica en Rusia

Archivo - 31 January 2021, Russia, Saint Petersburg: Russian Police officers detain a protester during a demonstration against the detention of the Russian opposition leader Alexey Navalny. Navalny was immediately detained upon his arrival in Moscow earli
Archivo - 31 January 2021, Russia, Saint Petersburg: Russian Police officers detain a protester during a demonstration against the detention of the Russian opposition leader Alexey Navalny. Navalny was immediately detained upon his arrival in Moscow earli - Sergei Mikhailichenko/SOPA Image / DPA - Archivo

MADRID, 12 Ago. (EUROPA PRESS) -

La ONG Amnistía Internacional (AI) ha denunciado este jueves "la erosión" del derecho a la libertad de reunión pacífica en Rusia a través de las leyes "cada vez más restrictivas" aprobadas por el Gobierno y la actuación policial y penal que se ha producido en los últimos años.

"Las autoridades rusas han erosionado el derecho a la libertad de reunión pacífica usando leyes cada vez más restrictivas así como tácticas policiales de mano dura y causas penales para acallar la disidencia pacífica, hasta el punto de que es prácticamente imposible llevar a cabo una protesta significativa en el país", ha afirmado la organización.

A través del informe 'Rusia: lugar para no protestar', la ONG ha documentado el aceleramiento de la represión a las protestas pacíficas en el país a través de la Ley federal sobre reuniones aprobada en 2004.

"En la actualidad, existe un sinfín de restricciones legales sobre quién puede ejercer el derecho a protestar en la calle y cuándo, dónde, cómo y con qué finalidad", ha considerado.

El investigador de Amnistía Internacional sobre Rusia, Oleg Kozlovsky, ha declarado que "las autoridades rusas llevan años reprimiendo el derecho a la libertad de reunión con increíble persistencia e inventiva".

"No ha habido otra cosa en la que pusieran tanto empeño en todos los niveles de poder y, así, la protesta callejera pacífica ha llegado a ser considerada delito por las autoridades del Estado, y un acto de heroísmo por la población rusa que aún cree que tiene derecho a ejercerla", ha apostillado.

En este sentido, ha calificado de "kafkianas" y "absurdas" las sanciones contra manifestantes y ha sentenciado que el Ejecutivo ruso "ha conseguido vaciar completamente de contenido el derecho a la libertad de reunión pacífica".

Para esto, la ONG ha explicado que se han aprobado 9 leyes a nivel federal que han servido a las autoridades locales para introducir "tácticas de mano dura" aplicadas por la Policía y "duras penas" a los tribunales.

Específicamente, la ONG ha apuntado que este derecho se ve vulnerado con la prohibición de celebrar reuniones cerca de sedes judiciales, políticas y de servicios de emergencia a nivel federal mientras que en algunas localidades esta prohibición se extiende a cualquier espacio público; con la prohibición de financiamiento extranjero a protestas; y con los requisitos para llevar a cabo una manifestación.

Asimismo, ha denunciado que desde 2011, el número de infracciones concretas tipificadas en la ley sobre reuniones ha aumentado de 3 a 17 y la introducción de responsabilidad penal por ejercer este derecho.

"Además de ser penalizadas por ejercer su derecho de protesta pacífica, las personas detenidas por manifestarse en Rusia son sometidas a juicios injustos que prácticamente son parodias de la justicia, ya que a veces las actuaciones sólo duran cinco minutos, no son llamados a declarar testigos clave y se admiten los informes policiales sin cuestionarse su veracidad", ha dicho Kozlovsky.

Otro punto del informe es el uso "excesivo de la fuerza por los agentes de Policía". La organización ha documentado el uso de técnicas de artes marciales, porras y armas de electrochoque contra manifestantes así como que no se ha realizado investigaciones judiciales correctas sobre estos abusos lo que, para la ONG, "transmite a la fuerza policial el mensaje inequívoco de que todo exceso es aceptable, la anima a usar la violencia y le garantiza impunidad absoluta".

Por último, AI ha exigido a las autoridades rusas "que reformen la legislación y las prácticas nacionales para ponerlas en consonancia con la Constitución del país y las obligaciones internacionales en materia de Derechos Humanos".

"Con las elecciones parlamentarias que se celebran el próximo mes, Rusia tiene la oportunidad de cambiar su enfoque del compromiso con la promoción y protección de los Derechos Humanos, entre ellos el derecho a la libertad de reunión pacífica", ha alentado Kozlovsky.

"Todas las personas tienen este derecho, y el Gobierno debe respetarlo, protegerlo y promoverlo, y poner todo el empeño en garantizarlo en lugar de socavarlo", ha zanjado.