Publicado 21/11/2021 14:16CET

Rusia asegura que el derribo de su satélite nunca puso en peligro a la Estación Espacial Internacional

Estación Espacial Internacional
Estación Espacial Internacional - NASA

MADRID, 21 Nov. (EUROPA PRESS) -

El máximo responsable de la agencia espacial de Rusia, Roscosmos, ha asegurado este domingo que la Estación Espacial Internacional nunca corrió peligro durante la operación rusa para derribar su viejo satélite Zelina-D.

Moscú confirmó el martes que derribó el satélite con un misil en una operación que el secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, calificó de "temeridad" al dejar una gran cantidad de escombros orbitales que podrían obstaculizar el recorrido de la EEI.

No obstante, el director de Roscosmos, Dimitri Rogozin, ha asegurado que la trayectoria de los escombros fue cuidadosamente estudiada y que los ocupantes de la estación permanecieron siempre en el interior de la estructura para facilitar un rápido retorno a la Tierra en el caso de que hubiera ocurrido algún tipo de alarma.

Además, Rogozin restó importancia a la idea de que el derribo del Zelina-D fuera, en realidad, la prueba de un nuevo misil orbital. "Rusia lleva desarrollando armas antisatélite desde hace mucho tiempo y esto no es ningún secreto. Ahora es el momento de probarlas", ha explicado.

En la misma entrevista con el canal Soloviov, emitida a través de la plataforma YouTube, Rogozin aprovechó para confirmar su intención de emprender una misión conjunta con Estados Unidos hacia el planeta Venus.

"Venus ha sido considerado tradicionalmente el planeta de Rusia", explicó Rogozin en referencia a su programa Venera de sondas espaciales hacia el segundo planeta más cercano al Sol. "Sin embargo, hemos acordado con los americanos una misión conjunta, la Venera-D", ha indicado.

Rogozin insistió en que la misión sería una más en una nueva serie de lanzamientos para reactivar el interés en Venus. "Estamos hablándolo ahora mismo pero podría haber dos o tres misiones más", ha explicado, antes de apuntar que la misión conjunta con EEUU podría cobrar forma a finales de esta década, según la entrevista recogida por TASS.

Contador