Publicado 24/05/2021 16:34CET

Rusia/Bielorrusia.-Moscú se muestra "preocupada" por los llamamientos a nuevas manifestaciones por parte de Tijanovskaya

Archivo - La líder opositora bielorrusa Svetlana Tijanovskaya
Archivo - La líder opositora bielorrusa Svetlana Tijanovskaya - MICHAL BURZA / ZUMA PRESS / CONTACTOPHOTO

MADRID, 24 May. (EUROPA PRESS) -

El ministro de Exteriores de Rusia, Sergei Lavrov, ha trasladado este lunes la "preocupación" de Moscú ante los llamamientos de la opositora Svetlana Tijanovskaya a nuevas manifestaciones en Bielorrusia en agosto y septiembre.

"Estamos preocupados por los nuevos llamamientos de Tijanovskaya a movilizar protestas en agosto y septiembre de este año", ha señalado Lavrov, antes de indicar que las autoridades rusas esperan que "el pueblo bielorruso manifieste su sabiduría y no se deje llevar por los que buscan aprovecharse de esta situación para su propio beneficio".

En una entrevista con el diario 'Argumenti i Fakti', recogida por la agencia de noticias rusa Sputnik, Lavrov ha matizado que Moscú no dejará a Minsk sola "en tiempos difíciles". "Siempre estamos dispuestos a echarle la mano a nuestro vecino y aliado estratégico, pues nuestras relaciones se basan en lazos fraternales, hasta familiares a menudo, historia y valores espirituales comunes", ha especificado.

Bielorrusia fue escenario de manifestaciones de la oposición tras las elecciones presidenciales del 9 de agosto de 2020, que dieron la victoria al actual mandatario, Alexander Lukashenko, con más del 80 por ciento de los votos. Tijanovskaya, con el 10,1 por ciento, de apoyo fue la más votada de la oposición, que no reconoce los resultados de los comicios.

La Fiscalía General de Bielorrusia ha abierto causas penales contra líderes opositores a los que les imputa llamamientos a derrocar el Gobierno y la creación de un grupo extremista con el objetivo de hacerse con el poder a través de medios anticonstitucionales.

Durante la entrevista, Lavrov también ha aludido a los presuntos planes de atentar contra el presidente bielorruso y contra su familia, frustrados por la detención de los sospechosos de organizar el ataque.

Según el Comité de Seguridad de Bielorrusia (KGB), el plan fue financiado desde el extranjero y, aparte de la eliminación física del presidente, tuvo por objetivo usurpar el poder. Entre los sospechosos figura el abogado bielorruso Yuri Zenkovich, que tiene ciudadanía de Estados Unidos.

A juicio de Lavrov, la acción con participación estadounidense "encaja bien en la política de Occidente de intervenir en los asuntos internos de los países postsoviéticos". En este sentido, el titular de Exteriores ha atribuido el "intento de golpe de Estado" a la Inteligencia de Estados Unidos.

Según ha denunciado, Occidente sigue intensificando la presión sobre las autoridades bielorrusas, amenazando a los funcionarios y agentes del orden con persecución internacional y prometiendo una "generosa ayuda económica" a cambio de la "transición a la democracia".

Contador