Publicado 07/07/2020 11:39CET

Rusia.- Detenido en Rusia un periodista crítico que fue despedido de su diario por negarse a revelar sus fuentes

MADRID, 7 Jul. (EUROPA PRESS) -

La Policía rusa ha detenido en Moscú a Ivan Safronov, un periodista que fue despedido hace dos meses del diario 'Kommersant' tras negarse a revelar sus fuentes en una exclusiva que publicó y que actualmente trabajaba como asesor en la agencia espacial rusa Roscosmos.

El diario 'The Moscow Times' ha informado de la detención del periodista ruso, que en los últimos once años ha trabajado primero para el diario económico 'Kommersant' y en su última etapa en el periódico de finanzas 'Vedomosti'.

Hace dos meses, Safronov fue despedido de 'Kommersant' por negarse a revelar la fuente de una exclusiva sobre una venta de aviones militares a Egipto y pasó entonces a trabajar en 'Vedomosti', hasta que finalmente recaló en Roscosmos como asesor de Dimitri Rogozin, jefe de la agencia espacial rusa.

La agencia espacial rusa ha confirmado su arresto, ha señalado que está colaborando con la investigación y ha subrayado que no está relacionada con su actual trabajo. "La detención de I. I. Safronov no afecta a su trabajo actual en la corporación estatal Roscosmos", ha dicho la empresa pública.

La agencia de noticias rusa RIA Nóvosti ha informado de que Safronov ha sido arrestado por traición y ha señalado que las autoridades sospechan que habría estado trabajando a favor de servicios de Inteligencia de un país de la OTAN.

El delito de traición en Rusia puede ser castigado con hasta 20 años de prisión. Según 'The Moscow Times', Safronov fue despedido cuando se negó a revelar sus fuentes en una noticia que publicó sobre la futura dimisión del presidente del Senado. Otros medios y periodistas afincados en Rusia han indicado que fue cesado por negarse a revelar su fuente en una exclusiva sobre una venta de aviones de guerra a Egipto.

Safronov se fue entonces al diario económico 'Vedomosti', que terminó abandonando en mayo tras un escándalo de censura a favor del Kremlin por parte del editor contratado por los nuevos dueños de la cabecera. El editor fue acusado de manipular y borrar noticias y artículos sobre la empresa petrolera Rosneft y sobre las encuestas que muestran bajos niveles de popularidad del presidente del país, Vladimir Putin.