Publicado 05/08/2021 22:45CET

Rusia/EEUU.- La Justicia rusa declara culpable de un delito de malversación al inversor estadounidense Michael Calvey

Archivo - February 16, 2019 - Moscow, Russia: Founder of the Baring Vostok investment fund Michael Calvey, charged with large scale fraud, arrives before his hearing at the Basmanny district court. The veteran U.S. investment fund manager has been detaine
Archivo - February 16, 2019 - Moscow, Russia: Founder of the Baring Vostok investment fund Michael Calvey, charged with large scale fraud, arrives before his hearing at the Basmanny district court. The veteran U.S. investment fund manager has been detaine - CONTACTO - Archivo

MADRID, 5 Ago. (EUROPA PRESS) -

Un tribunal de Moscú ha declarado este jueves culpable de un delito de malversación de fondos al empresario estadounidense Michael Calvey y a su socio francés Philippe Delpal por el desfalco de 2.500 millones de rublos (28,9 millones de euros).

Calvey, el fundador del fondo de inversión Baring Vostok y copropietario del Orient Express Bank, fue detenido junto con otros implicados a principios de 2019 por un delito de malversación de fondos vinculados al Vostochny Bank, aunque todos ellos han negado siempre los cargos.

Está previsto que la lectura de la sentencia continúe este viernes, después de más cinco horas con varios recesos este jueves. Los acusados se enfrentan a penas de hasta diez años de cárcel. En el caso de Calvey, bajo arresto domiciliario, la Fiscalía ha solicitado para él seis años de prisión.

La jueza Anna Sókova considera que los procesados cometieron un desfalco "de grandes proporciones", aunque todavía no ha procedido al estudio de las pruebas presentadas por la defensa, cuenta la agencia rusa de noticias Sputnik.

Según la acusación, el Orient Express Bank dio un préstamo de 2.500 millones de rublos a la agencia de cobros First Collection Bureau, del que Baring Vostok era inversor. Aún conociendo la deuda de la agencia, Calvey persuadió a los accionistas para que en vez del pago aceptaran el 59,9 por ciento de las acciones de la empresa International Financial Technology Group, que en realidad costaba mucho menos.

Cuando Calvey ejerció el pasado 19 de julio su derecho a la última palabra, negó todas las acusaciones y reafirmó que siempre actuó según la ley. A su vez cuestionó las acusaciones, las cuales, aseveró, los fiscales no se han molestado en probar.