Publicado 18/01/2021 11:40CET

Rusia/EEUU.- Rusia espera "propuestas concretas" de Biden para prorrogar el Tratado START

El ministro de Exteriores de Rusia, Sergei Lavrov
El ministro de Exteriores de Rusia, Sergei Lavrov - Bernd von Jutrczenka/dpa - Archivo

MADRID, 18 Ene. (EUROPA PRESS) -

El ministro de Exteriores de Rusia, Sergei Lavrov, ha subrayado este lunes que Moscú espera "propuestas concretas" por parte de Joe Biden una vez asuma el cargo de presidente de Estados Unidos este miércoles de cara a una prórroga del Tratado de Reducción de Armas Estratégicas (START).

"Estamos al tanto de la intención de la Administración de Biden de reanudar el diálogo con nosotros sobre este tema y tratar de acordar la prórroga del START antes de que expire el 5 de febrero. Esperaremos propuestas concretas", ha dicho.

"Nuestra posición es bien conocida, sigue siendo válida", ha resaltado el ministro de Exteriores ruso, antes de expresar su deseo de que Biden esté realmente interesado en prorrogar este tratado, tal y como ha recogido la agencia rusa de noticias Sputnik.

En este sentido, Lavrov ha hecho hincapié en que "el propio Joe Biden es un experto en el campo del desarme, en el campo del control de armamentos". "Creo que le interesará tener un equipo profesional, y no propagandístico", ha zanjado.

El propio Lavrov destacó en octubre de 2020 que Moscú está dispuesto a comprometerse con Estados Unidos a congelar el número de ojivas nucleares en el marco de la prórroga durante un año del tratado, si bien agregó que ello no implica incluir condiciones adicionales para la renovación del Nuevo START.

El tratado de reducción de armas estratégicas (START) fue firmado en 1991 por los entonces líderes de Estados Unidos y de la Unión Soviética, George H.W. Bush y Mijail Gorbachov. En abril de 2010, el acuerdo fue reemplazado por el tratado Nuevo START, firmado por los entonces mandatarios de Estados Unidos y Rusia, Barack Obama y Dimitri Medvedev.

La versión actual del tratado Nuevo START, que entró en vigor el 5 de febrero de 2011 y que expira en febrero de 2021, establece una serie de limitaciones para Rusia y Estados Unidos en el despliegue de armas estratégica ofensivas.