Publicado 02/03/2021 13:10CET

Rusia.- Gorbachov cumple 90 años reivindicando la Perestroika como su mayor logro político

Archivo - Conmemoración del vigésimo quinto aniversario de la caída del Muro de Berlín en 2014
Archivo - Conmemoración del vigésimo quinto aniversario de la caída del Muro de Berlín en 2014 - ADAM BERRY/GETTY IMAGES - Archivo

MADRID, 2 Mar. (EUROPA PRESS) -

El último líder de la Unión Soviética, Mijail Gorbachov, cumple este martes 90 años, en un discreto segundo plano político desde el que mantiene que la Perestroika, la política reformista que abrió las puertas de lo que hoy es Rusia, sigue siendo su gran legado político.

A la pregunta de su mayor logro, Gorbachov no duda: "La Perestroika, por supuesto, y todo lo que vino con ella". "Estoy completamente convencido de que era necesaria y de que nos movimos en la dirección correcta", ha dicho en una entrevista a la agencia TASS, al recordar una etapa en la que "el pueblo ganó libertad" y se puso fin a "un sistema totalitario".

Sobre decisiones de las que pueda arrepentirse, ha defendido que "no cambiaría ninguna de ellas", a pesar de que ahora haya cosas que puedan estar "más claras" de lo que lo estuvieron entonces, en la década de los ochenta. "Sé que me criticaron por ser demasiado confiado, pero si no hubiese confiado en la gente, la Perestroika no habría empezado (...) y sin el Glasnost nada habría cambiado", ha argumentado, aludiendo a su otra gran doctrina.

Gorbachov ha defendido que "los reaccionarios siempre han perdido la oportunidad en un escenario político abierto" y, en relación a los complots contra su figura, ha dicho que incluso quienes conspiraron contra él "tuvieron oportunidad de luchar y criticar abiertamente" lo que no les gustaba de la evolución política dentro de la Unión Soviética.

También ha respondido a quienes consideran que las reformas emprendidas entonces no fueron suficientes y ha recordado que, en el caso de China, "llevó años que sentasen un rumbo que les fuese bien". Gorbachov ha apuntado que Rusia necesitaba "una reforma gradual de los mercados, no una terapia de choque", y que las prisas de los noventa no fueron buenas.

Sobre la posibilidad de otra Perestroika, el exmandatario sí ha considerado que "los cambios son necesarios", sin importar el nombre, pero al mismo tiempo ha advertido de que "las reformas nunca son fáciles". "Más aún por las complicaciones que ha traído la pandemia, pero creo que la gente quiere cambio", ha añadido.

EL MENSAJE DE PUTIN

Gorbachov dirigió la Unión Soviética entre 1985 a 1991, primero al frente del Comité Central del Partido Comunista y del Soviet Supremo y, después como presidente. Su carrera culminó en 1991, cuando dimitió tras el acuerdo de disolución suscrito con Bielorrusia y Ucrania, ya con el Telón de Acero en retirada.

Gorbachov, premio Nobel de la Paz en 1990, simboliza el fin de una era para la todopoderosa Unión Soviética y su legado sigue siendo incómodo en ciertos sectores, de tal forma que su imagen no es igualmente venerada que la de otros dirigentes. El actual presidente, Vladimir Putin, le ha reconocido no obstante como uno de los estadistas más importantes de la historia a nivel mundial.

"Pertenece con todo derecho a una pléyade de personajes brillantes, extraordinarios, eminentes estadistas de la modernidad que han tenido una importante influencia en el curso de la historia nacional y mundial", reza el mensaje de felicitación transmitido este martes por Putin, según la agencia oficial Sputnik.