Publicado 06/02/2021 06:30CET

Rusia.- HRW advierte de que Rusia "aumenta la presión" a redes sociales para que "censuren contenido"

Un joven con una bandera de Rusia en una manifestación en Berlín en apoyo al oposito Alexei Navalni.
Un joven con una bandera de Rusia en una manifestación en Berlín en apoyo al oposito Alexei Navalni. - OMER MESSINGER/GETTY IMAGES

MADRID, 6 Feb. (EUROPA PRESS) -

Human Rights Watch ha advertido de que las autoridades rusas "aumentan la presión" con "posibles multas y bloqueos" a empresas de redes sociales para que "censuren el contenido considerado ilegal por el Gobierno".

"La censura de las redes sociales es una de las herramientas que están utilizando las autoridades rusas para reprimir las protestas pacíficas", ha criticado el director de la organización para Europa y Asia Central, Hugh Williamson, para lamentar también las recientes detenciones "arbitrarias" en estas manifestaciones por la condena impuesta al opositor Aleksei Navalni.

En concreto, Human Rights Watch ha apuntado a la nueva ley que "obliga a las empresas de redes sociales a eliminar contenido considerado ilegal por el Gobierno" y que introduce sanciones de hasta el 10 por ciento de los ingresos anuales de las plataformas en caso de no cumplirse.

"Las autoridades rusas han dicho que el contenido ilegal, entre otras cosas, incluye llamadas a los jóvenes a participar en protestas no autorizadas, exagerar el número de manifestantes y difundir información falsa sobre la violencia policial en estas reuniones", ha relatado la organización.

En este sentido, ha condenado que Roskomnadzor, el organismo estatal de supervisión de los medios, enviase el 20 de enero una "advertencia" a TikTok y la red social rusa VKontakte para "retirar contenido que supuestamente llamaba a los niños a participar en movilizaciones".

"Al día siguiente, Roskomnadzor amenazó a las plataformas de redes sociales que operan en Rusia con multas por no eliminar dicho contenido. El 27 de enero, anunció multas para Facebook, Instagram, Twitter, TikTok, VKontakte, Odnoklassniki y YouTube por no bloquear un total de 170 publicaciones con llamadas a la acción supuestamente ilegales", ha lamentado.

La organización ha achacado el "aumento de la presencia del estado en redes sociales" a que estas se han convertido en los "principales foros de debate público", ya que la televisión está "predominantemente bajo control estatal".

De este modo, a la multas se han sumado "difamaciones" sobre los participantes en las plataformas, todo ello justificado por el Gobierno alegando que las redes sociales "manipulan la mente de la gente", según Human Rights Watch.

Por otra parte, la ONG ha apuntado también al proyecto de ley que "faculta a las autoridades para bloquear sitios web que censuren el contenido de la prensa estatal rusa" y a una nueva medida que "propone multas para las empresas que bloqueen ilegalmente a usuarios", entre otras leyes adoptadas anteriormente y que "restringen el contenido".

"Las autoridades rusas deberían dejar de restringir la libertad de expresión en línea para reprimir a sus críticos y reprimir las protestas pacíficas. Al mismo tiempo, las redes sociales que operan en Rusia deben ser más transparentes y responsables en relación con sus prácticas de moderación, en lo que respecta a exigir a las empresas que eliminen el contenido de conformidad con las leyes opresivas de Rusia, el bloqueo del contenido de los medios estatales y la aplicación de su propios términos de servicio", ha aseverado la organización.