Publicado 03/02/2021 11:50CET

Rusia.- El Kremlin niega que el caso del opositor Alexei Navalni tenga un gran impacto en la situación política en Rusia

Dimitri Peskov, portavoz de la Presidencia de Rusia
Dimitri Peskov, portavoz de la Presidencia de Rusia - Ralf Hirschberger/dpa-Zentralbil - Archivo

MADRID, 3 Feb. (EUROPA PRESS) -

La Presidencia de Rusia ha negado este miércoles que el caso del opositor Alexei Navalni, condenado el martes a tres años y medio de cárcel, tenga un gran impacto en la situación política en el país, al tiempo que ha declinado hacer comentarios sobre el fallo judicial.

"El país se prepara para las elecciones parlamentarias, que se celebrarán en septiembre. Se llevan a cabo muchos procesos diferentes (...) por lo tanto, probablemente no cabe hablar de un impacto significativo", ha señalado el portavoz de la Presidencia rusa, Dimitri Peskov.

Asimismo, Peskov ha dicho "no tener conocimiento de reacción alguna" por parte del presidente, Vladimir Putin. "Tradicionalmente no comentamos las decisiones judiciales y tampoco lo vamos a hacer ahora", ha dicho, según ha informado la agencia rusa de noticias Sputnik.

"Es una decisión judicial y no tenemos el derecho a comentarla", ha sostenido el portavoz del Kremlin, quien ha agregado que "de ninguna manera" va a hacer comentarios sobre el asunto, tampoco a nivel personal.

Las declaraciones de Peskov han llegado un día después de que un tribunal de Moscú hiciera efectiva la pena dictada en 2014 contra Navalni, detenido el 17 de enero al regresar desde Alemania, donde había estado convaleciente de un envenenamiento sufrido en agosto de 2020. Las autoridades alegaron entonces que el líder opositor había incumplido las medidas excepcionales que mantenían en suspenso la sentencia por fraude contra él.

El entorno del dirigente opositor hizo tras ello un llamamiento a la población a manifestarse inmediatamente contra el Gobierno. Ya durante la vista, se registraron enfrentamientos entre manifestantes y fuerzas de seguridad a las puertas del tribunal que se saldaron con más de 300 detenidos, según TV Rain.

Este mismo medio de comunicación ha señalado que ya son más de mil los detenidos a lo largo de todo el país, mientras que la organización de Derechos Humanos OVD-Info ha asegurado que son 1.386 los arrestados, la mayoría de ellos en Moscú --1.116--.

Este mismo organismo ha resaltado que algunos de los detenidos sufrieron heridos en manos, brazos o cabeza a causa de la represión policial y ha agregado que, en algunos casos, las fuerzas de seguridad se negaron a facilitar atención médica a estas personas, según ha recogido la agencia alemana de noticias DPA.

Peskov ha vuelto a defender durante la jornada la actuación de las fuerzas de seguridad. "En general, celebrar manifestaciones no autoridades genera preocupación y confirma que los firmes pasos de la Policía están justificados, según la ley", ha argüido, tal y como ha informado la agencia rusa de noticias TASS.

Navalni, de 44 años, fue detenido el 17 de enero al regresar a casa desde Alemania, donde se recuperó de un envenenamiento por un agente nervioso casi fatal que él y Occidente atribuyeron al servicio secreto de Putin. El pasado jueves un tribunal confirmó la prisión preventiva de 30 días y rechazó así el recurso de los abogados de Navalni, que pedían su libertad.

Putin ha rechazado cualquier responsabilidad de las autoridades rusas en el supuesto envenenamiento sufrido por Navalni y ha apelado al "marco de la ley" para la convocatoria de cualquier movilización a favor del opositor en el país euroasiático.