Publicado 26/04/2021 21:58CET

Rusia.- Macron traslada a Putin su "seria preocupación" por el estado de salud de Navalni

Archivo - El presidente de Francia, Emmanuel Macron, hablando por teléfono
Archivo - El presidente de Francia, Emmanuel Macron, hablando por teléfono - PRESIDENCIA FRANCESA - Archivo

MADRID, 26 Abr. (EUROPA PRESS) -

El presidente francés, Emmanuel Macron, ha expresado a su homólogo ruso, Vladimir Putin, su "seria preocupación" por el estado del opositor ruso Alexei Navalni, hospitalizado en un complejo carcelario tras una huelga de hambre.

Macron trasladó "su seria preocupación por el estado de salud de Alexei Navalni y el respeto a sus derechos fundamentales", ha publicado este lunes la Presidencia francesa tras una conversación telefónica entre ambos.

El mandatario francés también quiso "expresar el apoyo de Francia a sus socios tras la serie de expulsiones de diplomáticos europeos por parte de Rusia".

Así, Macron emplazó a Putin a "comprometerse de buena fe y de manera duradera con la reducción de las tensiones con Ucrania mediante la retirada efectiva de tropas y equipo pesado de la frontera, la clara reafirmación del alto el fuego y un relanzamiento creíble del diálogo".

ACUSACIONES "ABSURDAS"

En respuesta, Putin destacó el carácter "absurdo" de las acusaciones y acciones de República Checa contra Moscú en relación con las explosiones en un arsenal militar checo en Vrbetice en 2014, que Praga atribuye a Moscú.

"A petición de Emmanuel Macron, Vladimir Putin comentó el estado actual de las relaciones ruso-checas, subrayando el carácter absurdo de las acusaciones y acciones emprendidas contra Rusia por parte de Praga", señala la nota oficial publicada tras la conversación.

El Gobierno checo denunció el 17 de abril la presunta implicación de la Inteligencia rusa en las explosiones que dejaron dos muertos en en un almacén de municiones en Vrbetice, en la región de Zlin, en 2014. Así, ha expulsado a 18 empleados de la Embajada rusa en Praga, a los que ha acusado de ser presuntos agentes señalados como presuntos agentes de los servicios secretos de Rusia.

Moscú, que ha respondido expulsando a 20 diplomáticos checos, ha rechazado esas acusaciones y las ha atribuido a una política antirrusa que Praga mantiene en los últimos años y detrás de la cual, según ha afirmado, se encontraría Estados Unidos".

Varios países de la UE, entre ellos Eslovaquia, Estonia, Letonia y Lituania, han expulsado a diplomáticos en solidaridad con las autoridades checas. Este mismo lunes, Moscú ha declarado 'persona non grata' a un diplomático italiano en respuesta a la expulsión por parte de Roma de otros dos empleados de la Embajada rusa por presunto espionaje.

Además, Moscú ha pedido también este lunes que un funcionaros de la Embajada ucraniana en el país abandone Rusia, tal y como ha confirmado el Ministerio de Exteriores.

Contador