Publicado 21/09/2021 18:56CET

Rusia.- Moscú considera una "barbaridad" el informe de la Eurocámara que vincula al independentismo con el Kremlin

Archivo - La portavoz del Ministerio de Exteriores de Rusia, Maria Zajarova
Archivo - La portavoz del Ministerio de Exteriores de Rusia, Maria Zajarova - CONTACTO - Archivo

MADRID, 21 Sep. (EUROPA PRESS) -

Rusia ha considerado este martes una "barbaridad" el informe de la Eurocámara en el que pedía que se investiguen los lazos entre el independentismo catalán y la Inteligencia rusa, tras las informaciones publicadas por el diario estadounidense 'The New York Times'.

La portavoz del Ministerio de Exteriores ruso, María Zajárova, ha criticado en una rueda de prensa que "el Parlamento Europeo aprueba una resolución sin importar la postura de las estructuras oficiales y organismos de seguridad del país del que habla el documento", aludiendo a la postura oficial adoptada por España.

Según ha recordado la portavoz, la postura española se vio reflejada en "la decisión de la Audiencia Nacional de archivar en 2020 la investigación sobre la presunta injerencia rusa en los preparativos del refrendo de autodeterminación ilegal, por la falta de indicios sobre la existencia de delito", recoge la agencia de noticias rusa Sputnik.

En la petición, aprobada la semana pasada, se hace referencia a "las recientes revelaciones sobre contactos estrechos y regulares entre funcionarios rusos, incluidos miembros del servicio de seguridad, y representantes de un grupo de secesionistas catalanes en España".

Para este documento, "lo único que sirvió de fundamento" fue "el reciente artículo falso del periódico estadounidense 'The New York Times', que fue recogido por numerosos medios de comunicación españoles", ha indicado Zajárova. "Son payasos locos que publican una cadena infinita de informaciones no fiables, y a la vez convierten la lucha contra la desinformación en uno de los temas de su agenda", ha agregado.

Por último, la portavoz ha precisado que "la situación en Cataluña es un asunto interno de España" y que Madrid "conoce bien" su postura.

El Kremlin ya había rechazado con anterioridad los supuestos contactos entre los servicios de Inteligencia rusos y el entorno del expresidente catalán Carles Puigdemont, y habían señalado que cualquier implicación de Moscú con el independentismo "no es más que una mentira".

El portavoz del Gobierno ruso, Dimitri Peskov, había negado que tuvieran constancia de esos contactos. "No sabemos hasta qué punto son fidedignas esas publicaciones", afirmó, tras negar "categóricamente" una posible implicación de Moscú en "los sucesos de Cataluña".

Por su parte, el Parlamento Europeo pidió la semana pasada que se investiguen estas presuntas conexiones, aludiendo a que "las recientes revelaciones sobre contactos estrechos y regulares entre funcionarios rusos, incluidos miembros del servicio de seguridad, y representantes de un grupo de secesionistas catalanes en España requieren una investigación en profundidad".

Desde la Eurocámara mostraron su preocupación por que este caso "podría resultar ser otro ejemplo de injerencia rusa en los Estados miembros y de los constantes intentos de Rusia de explotar cualquier asunto que pueda promover la desestabilización interna de la Unión".

Esta petición se incluyó como enmienda en el informe elaborado por el 'popular' lituano Andrius Kubilius en el que se reclamó a la UE estar preparada para no reconocer las elecciones rusas para renovar la Duma estatal.

El expresident de la Generalitat Carles Puigdemont cargó contra la inclusión de esta enmienda, que, a su juicio, busca "por la puerta de atrás" fomentar una acusación "infundada" contra el independentismo catalán. "La enmienda solo quiere tergiversar un movimiento democrático y presentarlo como un instrumento para desestabilizar a la UE y cubrir la represión de la que es objeto y aislarlo de posibles alianzas", critico Junts en un comunicado, en el que aseguró que la Eurocámara da pábulo a noticias falsas.

Contador