Publicado 09/06/2021 13:17CET

Rusia.- Rusia afirma que su apertura al "diálogo" no es un "signo de debilidad" y promete defender sus "puntos de vista"

Vladimir Putin, presidente de Rusia
Vladimir Putin, presidente de Rusia - SERGEI ILYIN/KREMLIN POOL / ZUMA PRESS / CONTACTOP

MADRID, 9 Jun. (EUROPA PRESS) -

El ministro de Exteriores de Rusia, Sergei Lavrov, ha sostenido este miércoles que la disposición de Moscú a "dialogar" con otros países no es un "signo de debilidad", al tiempo que ha prometido defender los "puntos de vista" del país euroasiático.

"No se debe tomar por debilidad nuestra disposición a dialogar con cualquier socio", ha indicado Lavrov en su intervención en un foro, antes de recordar que el presidente, Vladimir Putin, ya alertó de que Rusia determinará las "líneas rojas" que no deben cruzar los socios extranjeros de Moscú.

Así, ha prometido que Rusia "defenderá sus puntos de vista sobre el orden mundial, sobre cómo desarrollar las relaciones internacionales en plena conformidad con los principios y valores consagrados (...) en la Carta de las Naciones Unidas", según ha recogido la agencia de noticias rusa Sputnik. En este contexto, ha enfatizado que las sanciones y los "ultimátums" no sirven para lograr acuerdos con Moscú.

No obstante, durante su intervención, Lavrov ha afirmado que los representantes de Occidente no aspiran a sostener un diálogo "honesto" con Rusia, que esté "basado en los hechos".

En este sentido, ha incidido en que Rusia "contribuirá enérgicamente a promover los cambios pacíficos y el policentrismo, basado en el liderazgo colectivo de los principales Estados en la solución de los problemas globales".

"Pero somos realistas y no podemos menospreciar la resistencia de nuestros socios occidentales, incluso diría su renuencia agresiva de reconocer la realidad objetiva, ni la aspiración del Occidente colectivo a garantizarse una situación privilegiada en la palestra internacional, cueste lo que cueste", ha añadido.

La relación entre Moscú y la UE se ha deteriorado en los últimos meses. Estados Unidos, la Unión Europea y otros países aprobaron varios paquetes de sanciones contra Rusia, a lo que el país euroasiático respondió optando por sustituir las importaciones con productos nacionales y declaró en numerosas ocasiones que es contraproducente hablar con ella en el lenguaje de las sanciones.

Recientemente, la UE ha impuesto sanciones a varios funcionarios rusos por el caso del opositor Alexei Navalni, ante la "arbitrariedad" de su arresto y sentencia. En este sentido, el portavoz de la Presidencia rusa, Dimitri Peskov, ha trasladado que el Kremlin está convencido de que la política de sanciones no alcanzará sus objetivos con Rusia.

Contador