Publicado 23/01/2021 08:12CET

Rusia.- Rusia se prepara para un día de protestas multitudinarias para exigir la liberación de Navalni

Alexei Navalni en una manifestación
Alexei Navalni en una manifestación - CELESTINO ARCE LAVIN / ZUMA PRESS / CONTACTOPHOTO

MADRID, 23 Ene. (EUROPA PRESS) -

Rusia acoge este sábado manifestaciones en más de 70 ciudades del país en las que miles de personas pedirán la liberación del líder opositor Alexei Navalni, arrestado el pasado fin de semana a su llegada al país tras meses de convalecencia en Alemania tras sobrevivir a un intento de asesinato del que ha acusado al Gobierno ruso.

Los mítines, anunciados en las redes sociales, no han recibido permisos y el portavoz del Kremlin, Dmitri Peskov, ha avisado al público que no participe en protestas no autorizadas debido a las regulaciones para controlar la pandemia.

El Ministerio del Interior ruso ha avisado también que hará todo lo posible para garantizar el orden durante las posibles manifestaciones y para llevar ante la justicia a todo aquel que incite a unirse a esos actos.

A su vez, las redes sociales están eliminando informaciones que incitan a menores a participar en las manifestaciones.

El regulador ruso de medios de comunicación, Roskomnadzor, informó que continúa trabajando con las plataformas de internet para impedir la participación de menores en las protestas.

Los activistas denuncian que las autoridades también han reprimido a los asociados y simpatizantes de Navalni, y detenido a varios de sus ayudantes, incluida su secretaria de prensa, Kira Yarmish.

Navalni fue sentenciado a 30 días de prisión preventiva tras un juicio exprés al que fue sometido el lunes. La Judicatura rusa esgrime que Navalny fue sentenciado por violar la libertad condicional de una sentencia anterior al viajar a Alemania para su recuperación.

El líder opositor y su equipo criticaron el proceso como un intento de silenciarlo por motivos puramente políticos.

La Unión Europea impuso sanciones después del envenenamiento, del que Navalni responsabiliza directamente al presidente, Vladimir Putin, y considera que fue ejecutado por miembros del servicio de Inteligencia nacional ruso, FSB, acusaciones que tanto la agencia como el mandatario niegan tajantemente.