Publicado 24/03/2021 15:56CET

Rusia.- Stoltenberg reconoce que el gasoducto Nordstream genera diferencias en la OTAN pero reitera unidad sobre Rusia

HANDOUT - 24 March 2021, Belgium, Brussels: NATO Secretary General Jens Stoltenberg attends the NATO foreign ministers meeting on the second day at NATO headquarters. Photo: -/NATO/dpa - ATTENTION: editorial use only and only if the credit mentioned above
HANDOUT - 24 March 2021, Belgium, Brussels: NATO Secretary General Jens Stoltenberg attends the NATO foreign ministers meeting on the second day at NATO headquarters. Photo: -/NATO/dpa - ATTENTION: editorial use only and only if the credit mentioned above - -/NATO/dpa

BRUSELAS, 24 Mar. (EUROPA PRESS) -

El secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, ha reconocido este miércoles que el proyecto Nordstream 2 que transporta gas ruso a Alemania genera divisiones dentro de la OTAN, aunque ha planteado que la organización sea la plataforma donde se puedan resolver esas diferencias, insistiendo en que los 30 aliados "hablan con una sola voz" ante Moscú.

En una rueda de prensa tras la reunión del Consejo Atlántico en el que los aliados han discutido la relación con Rusia, el político noruego ha insistido en que los miembros han cerrado filas y hablan con "una sola voz", aunque ha admitido que Nordstream 2 genera grietas.

"Vemos unidad sobre cómo tratar con Rusia y cómo evaluar y responder a sus acciones agresivas. Sobre eso hay una unidad, pero sobre Nordstream hay diferencias, no hay ninguna razón para ocultaras, son públicas", ha señalado.

Por ello, Stoltenberg ha propuesto que la OTAN sirva de plataforma para que los aliados puedan acercar posturas, después de señalar que el proyecto energético ha sido objeto de discusión durante las reuniones. "Cuando vemos dificultades entre aliados, debemos ser la plataforma en la que puedan sentarse y acercar posiciones", ha apuntado.

En todo caso, el líder político de la OTAN ha querido dejar claro que todos los miembros comparten el diagnóstico sobre el peligro que representa Rusia y sus acciones militares, desde el mar Negro al Mediterráneo, así como los ciberataques y la represión que se vive a nivel interno.

Para responder, la organización militar ha reforzado la puesta en común de Inteligencia, aumentado la ciberseguridad y no renuncia a la denuncia política. "Insistimos con mensajes como la exigencia para la liberación de Alexei Navalni. Esto es un mensaje claro que se ha reafirmado, la fuerza es que hablamos 30 aliados con una voz", ha subrayado el político noruego.

EEUU AVISA DE POSIBLES SANCIONES

En rueda de prensa tras el encuentro, el secretario de Estado estadounidense, Antony Blinken, no ha tenido problema en reconocer el "desacuerdo real" con Berlín a respecto de Nordstream 2. "No es un secreto", ha dicho, aunque ha insistido en que estas diferencias no van a dañar la buena sintonía con Alemania, al que ha señalado como "uno de los aliados más estrechos" de Washington y con el que tiene una amplia agenda de futuro.

"Pero es verdad que (el presidente) Joe Biden ha sido claro sobre su opinión de que Nordsteam es una mala idea, lo he reiterado directamente al ministro alemán y dejé claro que las empresas que participen se arriesgan a sanciones estadounidenses", ha abundado Blinken.

Así las cosas, la reunión con su homólogo Heiko Maas ha servido para aclarar posiciones y huir de posibles ambigüedades, según ha expuesto Blinken, al tiempo que ha subrayado que Estados Unidos vigilará el proyecto y será firme en la imposición de medidas.

En lo relativo a Rusia, el diplomático norteamericano ha pedido una relación que "al menos sea predecible y estable" y ha apuntado a mantener el contacto con Moscú sobre temas de mutuo interés.

BORRELL VE A RUSIA CADA VEZ MÁS AUTORITARIA

En la reunión ha participado también el Alto Representante de la UE para Política Exterior, Josep Borrell, quien ha insistido en que Rusia está alejándose de los valores europeos cada vez más, convirtiéndose "más y más" en un país "autoritario".

Borrell ha enumerado el caso Navalni, los procesos de desinformación, ciberataques y la falta de cumplimiento del acuerdo de Minsk, como ejemplos del patrón de conducta ruso. Y ha defendido que la UE debe reaccionar ante esta deriva, como ha hecho con las sanciones contra responsables de abusos de derechos en Rusia, y seguir trabajando en el marco de los cinco principios y en coordinación con la OTAN.

Contador