Publicado 31/08/2021 14:35CET

Rusia.- El TEDH condena a Rusia por no investigar el asesinato de la activista Natalia Estemirova en 2009

Vladimir Putin, presidente de Rusia
Vladimir Putin, presidente de Rusia - EVGENY SINITSYN / XINHUA NEWS / CONTACTOPHOTO

MADRID, 31 Ago. (EUROPA PRESS) -

El Tribunal Europeo de Derechos Humanos (TEDH) ha condenado este martes a Rusia por no realizar una investigación adecuada del secuestro y posterior asesinato de la activista Natalia Estemirova, que perdió la vida en 2009 tras ser señalada por sus constantes denuncias sobre los abusos cometidos por las autoridades en Chechenia.

Estemirova fue secuestrada el 15 de julio de 2009, cuando se dirigía desde su vivienda en la capital chechena, Grozni, a una parada de autobús. Su cuerpo apareció unas horas más tarde en la vecina provincia de Ingushetia, con disparos en la cabeza y en el pecho, y más de una década después el crimen sigue impune.

La Fiscalía rusa señaló como principal sospechoso a un miembro del grupo ilegal Shalazhi Jamaat, Aljazur Bashayev, y ordenó su arresto. Sin embargo, sigue fugado y, pese a que la investigación teóricamente sigue abierta, no se ha logrado ningún avance.

Por este motivo, la hermana de la activista, Svetlana Estemirova, llevó el caso ante el TEDH, que ha terminado dándole la razón al considerar que el Estado ruso incurrió en varias violaciones del Convención Europea de Derechos Humanos, razón por la cual ordena un pago de 20.000 euros a la parte demandante en concepto de daños.

Los jueces no han encontrado ninguna relación de las autoridades con el crimen en sí, pero sí que han concluido a la luz de la pruebas recabadas que la investigación llevada a cabo no fue "efectiva". Por eso, y "teniendo en cuenta que la investigación penal aún está abierta", han exhortado a Rusia a intentar esclarecer los hechos y "castigar" a sus responsables.

Moscú, que teóricamente debe asumir las sentencias del TEDH, ve con recelo las actividades del tribunal vinculado al Consejo de Europa, al que este mismo año acusó de "injerencia" tras una petición expresa en favor de la liberación del opositor Alexei Navalni.

Contador