Publicado 21/10/2021 15:28CET

Rusia/Ucrania.- Ucrania garantiza el acceso consular a un ciudadano ruso detenido en el país

Archivo - Imagen de archivo de una bandera de Ucrania
Archivo - Imagen de archivo de una bandera de Ucrania - -/Ukrinform/dpa - Archivo

MADRID, 21 Oct. (EUROPA PRESS) -

Las autoridades ucranianas han garantizado este jueves el acceso consular al ciudadano ruso Andrei Kosiak, representante de la autoproclamada República Popular de Lugansk, un arresto que ha sido visto por Moscú como una "provocación".

El ministro de Exteriores de Ucrania, Dimitro Kuleba, ha confirmado así que el ciudadano ruso, "conforme al Derecho Internacional, tiene derecho a tener acceso al cónsul del país que le representa". "Facilitaremos el acceso", ha dicho el ministro, según ha recogido la agencia de noticias UNN.

Anteriormente, el Gobierno ucraniano había asegurado que Kosiak es un ciudadano ruso, si bien en un primer momento no transmitió la información sobre su detención a los diplomáticos de dicho país.

El martes, la autoproclamada República Popular de Lugansk (RPL) informó de que "saboteadores ucranianos" habían detenido a su observador en el Centro Conjunto para Control y Coordinación durante una serie de operaciones acordadas con Kiev para la retirada de las fuerzas y equipos cerca de la localidad de Zolotoe, en la región de Donbás.

Kiev, por su parte, afirmó que el representante fue detenido porque se encontraba realizando un reconocimiento de las posiciones de las fuerzas de seguridad ucranianas en la zona, unas informaciones que fueron negadas por las autoridades de Lugansk, que aprovecharon la ocasión para acusar a los servicios secretos ucranianos de recurrir a torturas y sustancias psicotrópicas durante el interrogatorio a Kosiak.

Desde abril de 2014, Ucrania lleva a cabo una operación contra las milicias de separatistas prorrusos en el este del país, donde se han autoproclamado las repúblicas populares de Donetsk y Lugansk en respuesta al brusco cambio de gobierno ocurrido en febrero de ese mismo año.

Los Acuerdos de Minsk, suscritos en septiembre de 2014 y en febrero de 2015, sentaron las bases para una solución política al conflicto, pero no han derivado hasta ahora en el cese de la violencia.