Publicado 22/08/2021 12:44CET

Rusia.- Varios periodistas detenidos durante una protesta por la libertad de prensa en Moscú

Archivo - Policías con mascarilla patrullan la Plaza Roja de Moscú
Archivo - Policías con mascarilla patrullan la Plaza Roja de Moscú - - / XINHUA NEWS / CONTACTOPHOTO - Archivo

MADRID, 22 Ago. (EUROPA PRESS) -

Varios periodistas han sido detenidos este sábado durante una protesta por la libertad de prensa en Moscú tras la designación de una televisión crítica como "agente extranjero", según ha trascendido este domingo.

Los comunicadores realizaron varios piquetes con pancartas con lemas como "El periodismo no es delito" o "Tenéis miedo de la verdad" en la plaza Lubianka de Moscú, donte tiene su sede central la policía federal rusa, el FSB, y evitar así la estricta legislación sobre manifestaciones rusa. Sin embargo, hubo varias detenciones, informa la emisora financiada por Estados Unidos Radio Free Europe.

La protesta fue convocada tras el anuncio del Ministerio de Justicia ruso del pasado viernes por la que designaba a la televisión Dozhd, al portal de periodismo de investigación Vazhnye Istorii (Noticias Importantes) y siete periodistas como organizaciones y personas consideradas "agentes extranjeros".

Dozhd ha criticado la designación y ha anunciado su intención de recurrir la medida. La cadena tiene una larga tradición de dar espacio y voz a las figuras críticas con el Kremlin y ha informado tradicionalmente de las protestas contra el presidente Vladimir Putin.

La clasificación como "agente extranjero" afecta a las personas u organizaciones con financiación del exterior que realizan acciones políticas y sirve, segín organizaciones de derechos humanos, para persigir a la disidencia. Permite un mayor escrutinio de estas personas y organizaciones por las fuerzas de seguridad y afecta a su credibilidad y a su capacidad de captar anunciantes.

"El intento flagrante de las autoridades rusas de clasificar a los medios de comunicación independientes como 'agentes extranjeros' debe terminar", ha apuntado Amnistía Internacional en un comunicado.

También Reporteros Sin Fronteras (RSF) ha instado al Ministerio de Justicia ruso a "acabar con este registro difamatorio y liberticida que amenaza el pluralismo". "Estar en la lista supone marcar a las publicaciones con la etiqueta de 'agente extranjero' en letras enormes y declarar todos sus ingresos y gastos al Ministerio. Estas medidas restrictivas asustan a los anunciantes y desacreditan al medio afectado", ha añadido la organización.