Publicado 03/02/2021 17:03CET

Rusia.- Los Veintisiete denuncian la condena a Navalni pero posponen acciones a después del viaje de Borrell

Protestas en apoyo a Alexei Navalni en Moscú
Protestas en apoyo a Alexei Navalni en Moscú - MIHAIL TOKMAKOV / ZUMA PRESS / CONTACTOPHOTO

El PPE pide a Borrell que se vea con Navalni durante el viaje a Rusia que arranca mañana

BRUSELAS, 3 Feb. (EUROPA PRESS) -

La Unión Europea ha condenado este miércoles la decisión de un tribunal de Moscú de hacer efectiva la condena contra el opositor ruso Alexei Navalni, aunque han aplazado posibles medidas a después de la visita a Rusia del Alto Representante, Josep Borrell.

A escasas horas de que el Alto Representante inicie el viaje, el bloque, en una declaración pactada a Veintisiete, tacha la condena contra Navalni de "inaceptable" y "motivada políticamente" y señala que va contra las obligaciones internacionales de Rusia.

La UE reitera la petición a las autoridades rusas para que pongan en libertad al opositor, condenado este martes a tres años y medio de prisión por un caso de fraude, y a sus partidarios. "Estos acontecimientos confirman la tendencia negativa en Rusia en el cerco a la oposición, la sociedad civil y las voces independientes", ha subrayado el comunicado de los Veintisiete.

Sobre posibles medidas, la UE las pospone a la visita del Alto Representante, al apuntar que el caso de Navalni se debatirá en el próximo Consejo de Asuntos Exteriores del día 25 de febrero. Será en este foro en el que los Veintisiete podrán discutir "las implicaciones y posibles acciones", indica el comunicado.

El Alto Representante viaja a Rusia este jueves, donde permanecerá hasta el sábado, en una visita que se produce en plena oleada de represión en Rusia. Borrell ha defendido seguir adelante con sus planes después de que cientos de manifestantes hayan sido detenidos durante las protestas en favor de Navalni.

DIVISIÓN EN LA UE

La declaración ha vuelto a dejar clara la brecha que genera la relación con Rusia en el seno de la UE. Ante la intención de un grupo de Estados miembros, principalmente del este y bálticos, que reclamaban un lenguaje fuerte y que se pusiera sobre la mesa posibles sanciones contra Rusia, otro grupo ha pedido no ir más allá, en un intento de salvar el viaje de Borrell a Moscú.

Finalmente, las tesis de Francia y Alemania se han impuesto y la UE ha evitado por el momento una mención expresa a medidas restrictivas, aplazando el debate a finales de mes. Probablemente cualquier medida de calado termine en la mesa de los líderes de los Veintisiete, que en el Consejo Europeo de marzo estudiarán el futuro de la relación con Rusia.

Por parte de España, la ministra de Asuntos Exteriores, Arancha González Laya, de viaje en Rumanía, ha apuntado a que cualquier paso "posiblemente" se conozca tras la visita de Borrell y ha pedido escuchar primero su impresiones respecto a "qué pasos debería emprender Europa".

PPE PIDE A BORRELL QUE SE VEA NAVALNI

La conveniencia del viaje de Borrell ha generado polémica, al entender varias capitales que el jefe de la diplomacia debería cancelar la visita y mandar un mensaje fuerte ante la represión en auge del Kremlin.

El Partido Popular Europeo, grupo mayoritario del Parlamento Europeo, ha sido el último en comentar el viaje. Los 'populares' no dudan de que Borrell aprovechará para insistir a las autoridades rusas en la liberación de Navalni.

Pero le han pedido que vaya un paso más allá y exija un encuentro en persona con el opositor ruso, en caso de que éste no sea puesto en libertad, y se entreviste con organizaciones de la sociedad civil. La diplomacia europea ya ha indicado que tiene previstos encuentros con la sociedad civil rusa y no ha descartado un eventual contacto con Navalni.