Publicado 02/06/2021 13:14CET

Sáhara.- Calvo responde a Marruecos que la posición del Gobierno de España sobre la soberanía del Sáhara no ha cambiado

Niega descoordinación por la salida de Ghali: no "había lugar" a que hubiera un avión esperando hasta que se pudiera marchar

MADRID, 2 Jun. (EUROPA PRESS) -

La vicepresidenta primera del Gobierno, Carmen Calvo, ha asegurado este miércoles que España continuará trabajando para recuperar la relación con Marruecos al tiempo que ha dejado claro que la posición del Ejecutivo respecto a la soberanía de Sáhara Occidental no ha "cambiado en nada".

En su intervención en el Foro de la Cadena SER Cantabria, Calvo ha dejado claro que ambos países tienen una "trayectoria de vecindad y relaciones prioritarias" que debe estar sostenida "con profundidad y lealtad". Eso sí, la relación tiene que construirse "sobre la confianza y el respeto".

"Lo que no puede tolerar el Gobierno de España es que se violenten nuestras fronteras y nuestras ciudades de Ceuta y Melilla", ha insistido la vicepresidenta, que ha reconocido que entendería que hubiera una reacción de Marruecos si España hubiese cambiado su posición sobre Sáhara Occidental.

"Ahora vemos que el asunto de fondo es el Sáhara. Pero es que no hemos cambiado. Seguimos pensando lo mismo en relación al Sáhara, seguimos siendo un buen vecino por nuestras relaciones y lo queremos seguir siendo de la mejor manera. Esta es la verdad más profunda que hay", ha apuntado.

Calvo se ha expresado así después de que Rabat haya dejado claro que la presencia en España del líder del Frente Polisario, Brahim Ghali, no es la verdadera razón de la crisis diplomática, sino que el telón de fondo es la negativa del Ejecutivo de Pedro Sánchez a cambiar su postura respecto a Sáhara Occidental.

Precisamente, la vicepresidenta se ha referido a la salida de Ghali de España esta madrugada a las 01.30 horas en un avión que despegó del aeropuerto de Pamplona con rumbo a la capital de Argelia, Argel. Eso sí, unas horas antes el avión que partió de Argel con destino Logroño tuvo que dar la vuelta por instrucciones de los controladores militares, que a su vez le fue comunicada por los controladores civiles de Enaire, según fuentes del gestor de navegación aérea de España.

ESPAÑA TIENE QUE "DEFENDER LA TRANQUILIDAD" EN CEUTA Y MELILLA

En este sentido, Carmen Calvo ha negado que existiese una descoordinación y ha explicado que "a esas horas" Ghali estaba "compareciendo ante la Justicia española". "Tampoco el Gobierno tiene que saber si tiene o no el alta médica y cuando terminan sus relaciones con la Justicia", ha justificado.

Así, la vicepresidenta ha sostenido que "no había lugar a que hubiera un avión esperando a alguien salvo en el momento" que este terminase la comparecencia ante la Justicia. "Hasta que no ha ocurrido considerábamos que no tenía que haber nada porque no podemos impedir a alguien que entra en nuestro país que salga", ha añadido.

Por ello, y pese a la tensión de las últimas semanas, la vicepresidenta ha vuelto a insistir en el "pasado y futuro de colaboración" entre Marruecos y España, que siempre ha sido un "extraordinario paladín de los intereses" del país africano en la Unión Europea.

"Queremos relaciones absolutamente constructivas para unos intereses que son comunes. No nos vamos a mover de ahí, pero tenemos que defender nuestras fronteras y la tranquilidad de los compatriotas que viven en Ceuta y en Melilla", ha incidido Calvo en declaraciones a los medios.

En este contexto, y tras repetir que España no se va a mover de su posición, Calvo ha instado a trabajar "por el futuro de una relación que tiene que seguir siendo de vecindad, de confianza y de cooperación".

Contador