Publicado 07/10/2021 09:30CET

Sáhara.- EEUU aplaude "calurosamente" el nombramiento de De Mistura como nuevo enviado de la ONU a Sáhara Occidental

El secretario de Estado de EEUU, Antony Blinken
El secretario de Estado de EEUU, Antony Blinken - Lenin Nolly/SOPA Images via ZUMA / DPA

MADRID, 7 Oct. (EUROPA PRESS) -

El Gobierno de Estados Unidos ha aplaudido "calurosamente" el nombramiento de Staffan de Mistura como nuevo enviado especial de la Secretaría General de Naciones Unidas en Sáhara Occidental, cerca de dos años y medio después de la dimisión de Horst Koehler y ante el repunte del conflicto tras la ruptura del alto el fuego de 1991.

"De Mistura trae una experiencia considerable, habiendo abordado desafíos en Irak, Líbano y Siria, para esta importante posición", ha dicho el secretario de Estado estadounidense, Antony Blinken, quien ha dicho que Washington "apoyará activamente sus esfuerzos para promover un futuro pacífico y próspero para la gente de Sáhara Occidental y la región".

"Apoyamos firmemente el liderazgo de De Mistura a la hora de reiniciar el proceso político encabezado por la ONU para lograr una solución duradera y digna al conflicto en Sáhara Occidental", ha zanjado Blinken, según un comunicado publicado por el Departamento de Estado a través de su página web.

El secretario general de la ONU resolvió con el nombramiento del diplomático italo-sueco un vacío que se remonta a mayo de 2019, cuando Koehler dimitió aludiendo a razones personales. Desde entonces, el propio Guterres ha reconocido que tanto Rabat como el Frente Polisario habían tumbado más de una decena de candidatos.

De Mistura asume el cargo sin que las partes se hayan movido un ápice de sus respectivas posiciones ya que, mientras que Rabat solo contempla una autonomía limitada, el Frente Polisario insiste en su defensa de la autodeterminación de la antigua colonia española.

Las tensiones políticas han aumentado también a raíz de que en diciembre de 2020 el Gobierno de Estados Unidos, bajo la batuta de Donald Trump, reconociese la soberanía marroquí sobre Sáhara Occidental, semanas después de que estallaran enfrentamientos en el paso de Guerguerat, fronterizo con Mauritania y desalojado por las fuerzas marroquíes tras un bloqueo de activistas.

Sáhara Occidental figura como territorio no autónomo para Naciones Unidas, a la espera de un acuerdo pactado --o incluso de un referéndum-- que no termina de llegar. El último acercamiento entre las partes llegó de la mano de Koehler, aunque entonces ni las autoridades de Marruecos ni el Frente Polisario se movieron de sus respectivas posiciones.

La antigua colonia española del Sáhara Occidental fue ocupada por Marruecos en 1975 pese a la resistencia del Frente Polisario. El alto el fuego de 1991 fue firmado con vistas a la celebración de un referéndum de autodeterminación, pero las diferencias sobre la elaboración del censo y la inclusión o no de los colonos marroquíes ha impedido hasta el momento su convocatoria.

Contador