Publicado 07/10/2021 09:44CET

Sáhara.- España celebra el nombramiento del nuevo enviado de la ONU para el Sáhara y le ofrece su apoyo

Archivo - El nuevo enviado de la ONU para el Sáhara Occidental, Staffan de Mistura
Archivo - El nuevo enviado de la ONU para el Sáhara Occidental, Staffan de Mistura - LI MUZI / ZUMA PRESS / CONTACTOPHOTO - Archivo

MADRID, 7 Oct. (EUROPA PRESS) -

El Gobierno ha celebrado el nombramiento de Staffan de Mistura como nuevo enviado de la ONU para el Sáhara Occidental, casi dos años y medio después de que el puesto quedara vacante, y le ha ofrecido su respaldo en la misión de intentar facilitar un acuerdo entre Marruecos y el Frente Polisario.

En un comunicado del Ministerio de Asuntos Exteriores, el Gobierno ha felicitado a De Mistura por su nombramiento como enviado personal del secretario general de la ONU, Antonio Guterres, para el Sáhara Occidental, que se hizo oficial este miércoles después de que las partes dieran su visto bueno.

"España apoya el papel central de Naciones Unidas en la búsqueda de una solución conforme a los principios y propósitos de la Carta de Naciones Unidas", ha recalcado el Ejecutivo, repitiendo así la postura que ha venido defendiendo en los últimos meses durante la crisis diplomática con Marruecos, motivada entre otras cosas por la negativa de España a reconocer como marroquí el Sáhara Occidental.

Así las cosas, el Ejecutivo ha ofrecido su "pleno apoyo" al nuevo enviado de la ONU "en su función para favorecer el entendimiento entre las partes y la estabilidad en la región".

De Mistura, un italo-sueco que cuenta en su currículum con haber sido enviado especial para Siria, Afganistán e Irak, toma el relevo del expresidente alemán Horst Koehler, con quien el proceso político vivió "un nuevo impulso", como recordó al anunciar su nombramiento la oficina de Guterres.

El nuevo enviado para el Sáhara Occidental está llamado a trabajar "con todos los interlocutores relevantes", subrayó en un comunicado, en referencia no solo a las partes en conflicto, sino también a "países vecinos y otros actores".

SITUACIÓN EN EL TERRENO

De Mistura asume el cargo sin que las partes se hayan movido un ápice de sus respectivas posiciones ya que, mientras que Rabat solo contempla una autonomía limitada, el Polisario insiste en su defensa de la autodeterminación de la antigua colonia española.

Las tensiones políticas han aumentado también a raíz de que en diciembre de 2020 el Gobierno de Estados Unidos, bajo la batuta de Donald Trump, reconociese la soberanía marroquí sobre el Sáhara marroquí. Un mes antes, se registraron incidentes graves en el paso de Guerguerat, fronterizo con Mauritania y desalojado por las fuerzas marroquíes tras un bloqueo de activistas.

Además, también está por ver cómo puede afectar a un posible proceso de diálogo el pulso que libran Marruecos y Argelia, que rompieron en agosto de este año relaciones diplomáticas por decisión de este último. Argelia, aliado histórico del Polisario, alberga los campamentos de refugiados saharauis.

Contador