Publicado 09/05/2021 14:02CET

Sáhara.- Partidos del Gobierno marroquí condenan la presencia en España del líder del Frente Polisario

Bandera de Marruecos junto a un retrato del rey Mohamed VI
Bandera de Marruecos junto a un retrato del rey Mohamed VI - MICHAEL BUNEL / ZUMA PRESS / CONTACTOPHOTO

MADRID, 9 May. (EUROPA PRESS) -

Varios partidos políticos marroquíes integrantes de la coalición de Gobierno han manifestado su rechazo a la presencia en España del líder del Frente Polisario, Brahim Ghali, hospitalizado por coronavirus, y han exigido su enjuiciamiento.

Desde el Partido Justicia y Desarrollo (PJD) del primer ministro Saadeddine Othmani, su vicesecretario general, Suleimán el Amrani, ha criticado la actitud "provocadora" de España por "acoger al líder del frente separatista". Se trata de una postura "inaceptable y perjudicial para el rumbo de la relación estratégica y la buena vecindad".

El Amrani ha emplazado así a Madrid a "corregir la disfunción y dejar las cosas claras porque para nosotros la cuestión nacional es una línea roja". El Amrani ha difundido estas declaraciones tras un encuentro de dirigentes políticos mantenido el sábado con el primer ministro, El Otmani, y con los ministros de Derechos Humanos y Relaciones, Mustafá Ramid, y el Ministro de Asuntos Exteriores, Nasser Bourita.

También se ha pronunciado tras la cita el secretario general del Partido Autenticidad y Modernidad (PAM), Abdelatif Uahbi, quien ha indicado que este acogimiento supone no respetar los acuerdos bilaterales e incluso tratados internacionales. Así, criticó la actitud de "un país amigo" y ha advertido de que podría perjudicar las relaciones bilaterales.

En la misma línea, Mohamed Nabil Benabdalá, secretario general del Partido por el Progreso y el Socialismo (PPS), ha condenado la presencia de Ghali en España que debe "dar un paso atrás y expresar su posición clara al respecto, en apoyo de su vecino Marruecos, como lo exige el nivel de relaciones entre los dos países".

"Marruecos tiene derecho a preguntar cómo España puede ser socio en varios temas fundamentales como la inmigración ilegal, la lucha contra el terrorismo y las relaciones económicas y comerciales distinguidas y al mismo tiempo mantener contactos con los separatistas", ha añadido.

Mohand Laenser, secretario general del partido Movimiento Popular (MP), ha apuntado que "la justicia española no ha actuado adecuadamente" y ha defendido el procesamiento de Ghali.

Ghali, también presidente de la autoproclamada República Árabe Saharaui Democrática (RASD), se encuentra hospitalizado desde hace dos semanas en un hospital de Logroño para recibir tratamiento contra la COVID-19. El Gobierno español justificó la decisión de su acogida por razones estrictamente humanitarias.

La llegada del líder del Polisario a España suscitó malestar desde el primer momento en Rabat. El sábado, el Rabat acusó a España de omitir de manera premeditada la acogida de Ghali en lo que ha descrito como una decisión contraria a la relación de "buena vecindad" entre ambos países y de la que el reino alauí "extraerá sus consecuencias".

Sin embargo, la ministra de Asuntos Exteriores, UE y Cooperación, Arancha González Laya, sostuvo esta semana que se han dado "las explicaciones oportunas sobre las circunstancias que nos llevaron a acoger por razones estrictamente humanitarias" a Ghali e insistió en las buenas relaciones existentes entre los dos países.

Uno de los aspectos que más parece haber molestado a Marruecos es el hecho de que Ghali tiene causas pendientes ante la justicia española y no se ha procedido a su arresto. Eso es también lo que ha solicitado la Asociación Saharaui para la Defensa de los Derechos Humanos (ASADEDH) en virtud de una causa pendiente por delitos cometidos presuntamente contra la población saharaui disidente refugiada en los campamentos saharauis de Tinduf (Argelia).