Publicado 30/10/2021 18:44CET

Sáhara.- El Polisario descarta volver al alto el fuego y reprocha la "inacción" del Consejo de Seguridad de la ONU

Archivo - 27 February 2021, Algeria, Tindouf: People watch Sahrawi troops parade during celebrations marking the 45th anniversary of the declaration of the Sahrawi Arab Democratic Republic (SADR), near the south-western Algerian city of Tindouf, considere
Archivo - 27 February 2021, Algeria, Tindouf: People watch Sahrawi troops parade during celebrations marking the 45th anniversary of the declaration of the Sahrawi Arab Democratic Republic (SADR), near the south-western Algerian city of Tindouf, considere - STR/dpa - Archivo

MADRID, 30 Oct. (EUROPA PRESS) -

El Frente Polisario ha rechazado este sábado cualquier posibilidad de volver al alto el fuego roto el pasado 14 de noviembre y ha reprochado al Consejo de Seguridad de la ONU que haya prorrogado el mandato de la Misión de Naciones Unidas para el Referéndum en el Sáhara Occidental (MINURSO) como si la situación no hubiera cambiado.

"El Frente Polisario declara por consiguiente que no habrá un nuevo alto el fuego mientras el estado ocupante, Marruecos, persista con total impunidad en sus intentos de imponer una política de hechos consumados en los Territorios Ocupados (...) y obstruya el referéndum para la autodeterminación del Sáhara Occidental", ha publicado el Polisario en un comunicado.

El grupo separatista saharaui reprocha así que el alto el fuego "no es un fin en sí mismo", sino que se trata de un paso previo para la realización del referéndum pactado entre Marruecos y el propio Frente Polisario en 1991. Además, recuerda que el Polisario dio por roto el alto el fuego a raíz de una serie de incumplimientos del mismo por parte de las fuerzas marroquíes.

En cuanto a la prórroga de la MINURSO aprobada el viernes y que durará hasta el 31 de octubre de 2022, el Polisario "rechaza categóricamente la inacción y el deplorable silencio" de "algunos miembros influyentes" del Consejo de Seguridad por manifestar "tanto en la letra como el espíritu" de la resolución "un revés que tendrá consecuencias graves para la paz y la estabilidad de la región en su conjunto".

En concreto reprochan al Consejo de Seguridad que no haya "medidas prácticas para garantizar la completa aplicación del mandato para el que se creó la MINURSO" y "afrontar robustamente los intentos del Estado ocupante de Marruecos de legitimar los hechos consumados coloniales impuestos por la fuerza".

"Ante la reiterada inacción del Consejo de Seguridad, el pueblo saharaui, que ha optado durante décadas por una solución pacífica, declara alta y claramente que no tiene otra opción que continuar e intensificar su legítima lucha armada para defender la soberanía de su país y garantizar el ejercicio de su derecho inalienable y no negociable a la autodeterminación e independencia", ha subrayado el Frente Polisario.

En cambio, el Movimiento Saharauis por la Paz (MSP) ha manifestado su "satisfacción" por la aprobación de la prórroga que "ofrece una nueva oportunidad para la solución de compromiso".

"Si bien no introduce cambios sustanciales en la gestión del proceso de paz, al menos dio luz verde a la misión del nuevo Representante personal del secretario general de la ONU, Stefan de Mistura, tras dos años de bloqueo", indica el MSP.

Además, el MSP exhorta a todas las partes, incluidos los países observadores, a participar en el proceso político y "no frustrar más oportunidades". En particular pide a De Mistura "armarse de paciencia y no escatimar esfuerzos hasta conseguir un acuerdo de paz definitivo y perdurable".

La antigua colonia española del Sáhara Occidental fue ocupada por Marruecos en 1975 pese a la resistencia del Frente Polisario. El alto el fuego de 1991 fue firmado con vistas a la celebración de un referéndum de autodeterminación, pero las diferencias sobre la elaboración del censo y la inclusión o no de los colonos marroquíes ha impedido hasta el momento su convocatoria.

El Polisario dio por concluido el alto el fuego en noviembre de 2020 tras unos incidentes en el paso de Guerguerat, en la frontera con Mauritania. Rabat considera la zona entre el puesto y la frontera con Mauritania como 'tierra de nadie', mientras que el Frente Polisario lo considera territorio propio.