Publicado 21/04/2021 09:06CET

Sáhara.- La RASD se muestra dispuesta a iniciar "conversaciones directas" con Marruecos para lograr una paz "justa"

Archivo - Banderas de la autoproclamada República Árabe Saharaui Democrática (RASD)
Archivo - Banderas de la autoproclamada República Árabe Saharaui Democrática (RASD) - CEDIDA POR EL FRENTE POLISARIO - Archivo

Solicita a la ONU que "acelere el proceso de paz" frente a la "obstrucción" por parte de Marruecos

MADRID, 21 Abr. (EUROPA PRESS) -

El ministro de Exteriores de la República Árabe Saharaui Democrática (RASD), Mohamed Salem Uld Salek, ha resaltado que las autoridades saharauis están dispuestas a iniciar "conversaciones directas" con Marruecos para lograr "una solución pacífica, justa y definitiva" al conflicto.

"La RASD se declara preparada para iniciar conversaciones directas con su vecino, el reino de Marruecos, con el objetivo de lograr una solución pacífica, justa y definitiva al conflicto, en línea con el artículo 4 del Acta Constitutiva de la Unión Africana (UA) (...) y otras resoluciones relevantes de la UA", ha dicho.

Así, ha recalcado que los enfrentamientos que estallaron en noviembre en torno al paso de Guerguerat, en la frontera con Mauritania, así como la "intransigencia" y "ocupación por la fuerza de gran parte del país" por parte de Marruecos "son la causa del retorno a la casilla de salida".

Uld Salek ha hecho además hincapié en que "la RASD hace responsable a Marruecos de las desastrosas consecuencias que resultarán inevitablemente de la continuación de la guerra expansionista" y ha argüido que "sin la flagrante complicidad con la agresión marroquí, la región del noroeste de África podría haber disfrutado paz y seguridad desde hace décadas".

En este sentido, ha reclamado al Consejo de Seguridad de Naciones Unidas que "acelere el proceso de paz" frente a la "obstrucción" por parte de Marruecos, en declaraciones concedidas a la agencia oficial saharaui de noticias, SPS.

"Tras 30 años de obstrucción por parte de Marruecos a la aplicación del acuerdo firmado con la parte saharaui bajo los auspicios de Naciones Unidas en 1991, se hace necesario que el Consejo de Seguridad de la ONU acelere el proceso de paz para poner fin a la ocupación marroquí y cerrar así el capítulo de la descolonización del Sáhara Occidental", ha sostenido.

"No sólo es un derecho legítimo y natural, sino que se ha convertido, ante el rechazo de Marruecos al referéndum de autodeterminación, en la única vía para acabar con el conflicto saharaui-marroquí", ha argumentado Uld Salek, quien ha apuntado a una responsabilidad "jurídica, política y moral" del organismo internacional ante esta situación.

De esta forma, ha argumentado que el organismo debe "adoptar las medidas necesarias y suficientes para garantizar al pueblo saharaui que disfruta de sus derechos legítimos, reconocidos por todas las organizaciones internacionales y regionales, poniendo fin a su sufrimiento y a las violaciones sistemáticas que Marruecos sigue cometiendo en los territorios ocupados".

Las palabras de Uld Salek han llegado cerca de dos semanas después de que Marruecos reclamara a la ONU que determine "quién viola el alto el fuego" y "bloquea" el proceso político para lograr una solución al contencioso sobre Sáhara Occidental.

"El Consejo de Seguridad de la ONU debe determinar, con toda objetividad, quién viola el alto el fuego a diario y quién reclamó su fin, por un lado, y por otro, quién se aferra a este alto el fuego y quién lo anunció al más alto nivel", dijo el ministro de Exteriores marroquí, Naser Burita.

Los incidentes en Guerguerat son los de mayor gravedad desde 2016, cuando Marruecos inició unas obras de remodelación y asfaltado de una carretera en territorio formalmente bajo control del Frente Polisario. Tanto Marruecos como los saharauis enviaron fuerzas armadas a la zona, si bien se retiraron tras la intervención de la ONU para evitar una escalada.

Guerguerat se encuentra bajo control de Marruecos y es el principal puesto fronterizo con Mauritania. Rabat considera la zona entre el puesto y la frontera con Mauritania como 'tierra de nadie', mientras que el Frente Polisario lo considera territorio propio y dice que así lo recoge el acuerdo de alto el fuego firmado por ambas partes en 1991.

La antigua colonia española del Sáhara Occidental fue ocupada por Marruecos en 1975 pese a la resistencia del Frente Polisario. El alto el fuego dfue firmado con vistas a la celebración de un referéndum de autodeterminación, pero las diferencias sobre la elaboración del censo y la inclusión o no de los colonos marroquíes ha impedido hasta el momento su convocatoria.

Contador