Publicado 06/04/2021 01:49CET

Sáhara.- Senegal abre un consulado en Dajla mostrando su apoyo a Marruecos en el Sáhara Occidental

El ministro de Asuntos Exteriores de Marruevos, Nasser Bourita, y su homóloga de Senegal, Aïssata Tall Sall
El ministro de Asuntos Exteriores de Marruevos, Nasser Bourita, y su homóloga de Senegal, Aïssata Tall Sall - TWITTER MINISTERIO DE ASUNTOS EXTERIORES MARRUECOS

MADRID, 6 Abr. (EUROPA PRESS) -

Senegal ha inaugurado este lunes un Consulado General en Dajla, ciudad situada en el Sáhara Occidental, sumándose así a la lista de países que en el último año han abierto sedes diplomáticas mostrando su apoyo a Marruecos en la disputa territorial que mantiene con el Frente Polisario.

El ministro de Asuntos Exteriores y Cooperación Africana marroquí, Nasser Bourita, y la ministra de Asuntos Exteriores de Senegal, Aissata Tall Sall, ha presidido la inauguración, que supone la representación número 21 "en las provincias del sur", como son denominadas por Marruecos.

Estas se distribuyen entre Laayoune --11-- y Dajla --10--. Desde principios del año pasado se han inaugurado en esta última ciudad consulados de Gambia, Guinea, Yibuti, Liberia, Burkina Faso, Guinea-Bisáu, Guinea Ecuatorial, República Democrática del Congo (RDC) y Haití.

La situación en el Sáhara Occidental ha experimentado un recrudecimiento de las tensiones en los últimos meses. El 14 de noviembre de 2020, el Frente Polisario declaró roto el alto el fuego con Marruecos en respuesta a una acción militar marroquí contra activistas saharauis en Guerguerat, en la zona de distensión pactada, lo que supuso para los saharauis una violación de las condiciones del alto el fuego.

Pocos días después, el 10 de diciembre, Estados Unidos publicó su declaración de Reconocimiento de la Soberanía del Reino de Marruecos sobre el Sáhara Occidental, correspondida por Rabat con el reconocimiento de Israel.

"NO SE REPETIRÁ LA AMARGA Y DOLOROSA EXPERIENCIA"

Por su parte, el ministro de Relaciones Exteriores de la autoproclamada República Árabe Saharaui Democrática (RASD), Mohamed Salem Uld Salek, ha advertido este lunes que "el pueblo saharaui no permitirá que se repita la amarga y dolorosa experiencia que duró tres décadas", en referencia al retraso del cumplimiento de las resoluciones de Naciones Unidas.

En una conferencia en la Embajada de la RASD en Argelia, Salek ha remarcado que "el conflicto entre la RASD y Marruecos ha pasado a una nueva etapa" tras los recientes enfrentamientos, una "flagrante violación" que ha denunciado se produjo "ante los miembros de la misión de la ONU que se estableció para organizar el referéndum y mantener el alto el fuego sin mover un dedo".

El responsable de Exteriores ha culpado, según recoge la delegación del Frente Polisario en España, a Francia y España de ser "responsables directos en el conflicto".

Por una parte, ha condenado "la postura de Francia" de apoyo a "la ocupación marroquí", que "impidió la implementación del acuerdo saharaui-marroquí a tiempo". También ha denunciado la postura adoptada por París en el Consejo de Seguridad.

Por otra parte, según Salek "los lazos históricos con el pueblo saharaui y los intereses geoestratégicos obligan al Estado español a utilizar todo su peso y sus relaciones regionales e internacionales para defender la RASD, su integridad territorial y la plena soberanía del pueblo saharaui sobre su territorio".

Por último, también ha tenido palabras para Estados Unidos, mostrando esperanza de que "la nueva Administración anule el atroz crimen que cometió Trump antes de salir de la Casa Blanca".

La antigua colonia española del Sáhara Occidental fue ocupada por Marruecos en 1975 pese a la resistencia del Frente Polisario, con quien se mantuvo en guerra hasta 1991, cuando ambas partes firmaron un alto el fuego con vistas a la celebración de un referéndum de autodeterminación, pero las diferencias sobre la elaboración del censo y la inclusión o no de los colonos marroquíes ha impedido hasta el momento su convocatoria.

Contador