Publicado 10/12/2021 01:07CET

Sahel.- Cerca de cien terroristas neutralizados en una operación conjunta entre Burkina Faso y Níger

Archivo - Un grupo de soldados del Ejército de Burkina Faso.
Archivo - Un grupo de soldados del Ejército de Burkina Faso. - PETER SEIDLER / ZUMA PRESS / CONTACTOPHOTO

MADRID, 10 Dic. (EUROPA PRESS) -

Alrededor de cien terroristas han sido neutralizados en una operación conjunta entre Burkina Faso y Malí en la últimas dos semanas en su frontera común, según han informado las fuerzas armadas de ambos países.

Este ha sido el resultado de la segunda fase de la operación conjunta Taanli, cuya primera parte se llevó a cabo en junio de este año ante los desafíos de seguridad que se producen en la frontera ante las amenazas terroristas.

En esta fase, planificada en la ciudad burkinesa de Kaya y con puesto de mando en la región nigerina de Tillabéri, han intervenido los dos países entre el 25 de noviembre y este jueves, 9 de diciembre, desplegando unidades terrestres y aviones de vigilancia y combate, según un comunicado conjunto.

En el marco del operativo se han desmantelado dos bases terroristas en la zona, incautando armas, artefactos explosivos, municiones, varios vehículos y productos farmacéuticos. Además, se ha detenido a una veintena de individuos.

Por otra parte, trece soldados burkineses han muerto y siete de ambos ejércitos han resultado heridos en una de las misiones del operativo en la región de Komondjaori, en Burkina Faso, recoge la agencia de noticias AIB.

El ministro de Defensa de Burkina Faso, el general de brigada Aimé Barthélémy Simpore, y su homólogo nigerino, Alkassoum Indattou, han subrayado este jueves desde el puesto de mando en Tillabéri la importancia de aunar fuerzas para hacer frente a la amenaza terrorista en la región y han anunciado una próxima tercera fase de la operación Taanli.

Burkina Faso ha experimentado un aumento significativo de los ataques terroristas desde 2015, incluido el perpetrado en abril de 2021 que se saldó con la muerte de los periodistas españoles David Beriáin y Roberto Fraile, así como al ciudadano irlandés Rory Young.

Los ataques, obra tanto de la filial de Al Qaeda como de la de Estado Islámico en la región, han contribuido también a incrementar la violencia intercomunitaria y ha hecho que florezcan los grupos de autodefensa, a los que el Gobierno burkinés ha sumado en los últimos meses a 'voluntarios' para que ayuden en la lucha antiterrorista.