Sahel.- El jefe de misiones de paz de la ONU alerta del deterioro a un "ritmo alarmante" de la seguridad en el Sahel

Publicado 15/01/2020 19:06:01CET
Sahel.- El jefe de misiones de paz de la ONU alerta del deterioro a un "ritmo al
Sahel.- El jefe de misiones de paz de la ONU alerta del deterioro a un "ritmo al - GEMA CORTÉS/MINUSMA - Archivo

MADRID, 15 Ene. (EUROPA PRESS) -

El secretario general adjunto de la ONU para operaciones de paz, Jean-Pierre Lacroix, ha alertado este miércoles al Consejo de Seguridad del "ritmo alarmante" al que se está deteriorando la situación de seguridad en el Sahel central tras los últimos atentados registrados en la zona.

"La situación de seguridad en Malí y en el conjunto de la región del Sahel se deteriora a un ritmo alarmante", ha señalado Lacroix durante una reunión del máximo órgano de la ONU centrada en la situación en este país africano.

El jueves pasado, 89 soldados nigerinos murieron en un ataque contra una base militar en Chinagoder, en el este de Níger y cerca de la frontera con Malí, que ha reivindicado la filial de Estado Islámico en la región.

Además, ese mismo día 18 'cascos azules' de la Misión de la ONU en Malí (MINUSMA) resultaron heridos en un ataque contra su base en Tessalit, en el norte del país. Y previamente, el 4 de enero, catorce estudiantes murieron por la explosión de una mina que alcanzó su autobús en el norte de Burkina Faso.

"Hemos asistido a un aumento de los ataques de artefactos explosivos improvisados contra nuestros convoyes", ha denunciado Lacroix, destacando que estos incidentes, que han dejado numerosos 'cascos azules' heridos, "se producen casi a diario".

Según el responsable de la ONU, los grupos terroristas están proliferando en las regiones malienses de Ménaka y Gao. "El terrorismo sigue alimentando la violencia intercomunitaria en el centro de Malí", ha añadido.

En su opinión, el despliegue de las unidades reconstituidas de las fuerzas de seguridad de Malí en el norte del país es una prioridad urgente, después de que el primero de estos batallones reconstituido en Bamako iniciara su despliegue en Kidal vía Gao el pasado 6 de enero. "Se trata de una etapa importante hacia la restauración de la autoridad del Estado en todo el país", ha incidido.

Asimismo, Lacroix ha puesto en valor que "la presencia y las mayores actividades de la MINUSMA en la región de Mopti han contribuido a impedir una nueva escalada de la violencia intercomunitaria y de las masacres a gran escala".

No obstante, ha reconocido que al poner su acento en el centro del país, la MINUSMA se ve obligada a desviar sus capacidades clave, como los medios aéreos, su fuerza de reacción rápida y sus medios de inteligencia, vigilancia y reconocimiento de Gao a Mopti.

Por ello, ha sostenido que "no es posible que la MINUSMA aplique su prioridad estratégica suplementaria en el centro sin recursos suplementarios", según informa Noticias ONU.

En otro orden de cosas, ha celebrado el "compromiso firme" expresado por los presidentes del G-5 Sahel --Burkina Faso, Chad, Malí, Mauritania y Níger-- en la cumbre de Pau (Francia) de esta semana de "luchar contra el terrorismo" en todo el Sahel "con otras presencias internacionales a su lado".

"Las fuerzas nacionales e internacionales desempeñan un papel esencial y su contribución sigue siendo esencial, incluso si una solución militar por sí sola no será suficiente para resolver los problemas a los que se enfrenta Malí", ha añadido. Sus palabras se producen en un momento en el que la presencia de tropas extranjeras en el país, en particular las francesas, es cada vez más contestada.

Contador