Publicado 06/06/2020 04:18CET

Sahel.- La ONU alerta de la situación de seguridad en el Sahel por la actuación de grupos terroristas pese a la pandemia

Sahel.- La ONU alerta de la situación de seguridad en el Sahel por la actuación
Sahel.- La ONU alerta de la situación de seguridad en el Sahel por la actuación - MINUSMA/HARANDANE DICKO - Archivo

MADRID, 6 Jun. (EUROPA PRESS) -

El jefe de las Operaciones de Mantenimiento de la Paz de la ONU, Jean-Pierre Lacroix, ha alertado este viernes de la situación de seguridad en el Sahel ante la actuación de grupos terroristas en la zona que aprovechan la pandemia del coronavirus e intensifican los ataques a fuerzas nacionales e internacionales.

"Estamos viendo los intentos de terroristas y otros grupos de la región de sacar provecho de la pandemia para minar la autoridad del Estado y desestabilizar a los gobiernos", ha subrayado, a lo que ha añadido que, mientras, se están perdiendo vidas inocentes diariamente, las escuelas están cerradas y muchas personas no pueden acceder a los servicios sociales básicos.

Lacroix ha afirmado ante el Consejo de Seguridad que los últimos seis meses han sido especialmente complejos debido a que las naciones del G5 del Sahel --Burkina Faso, Chad, Malí, Mauritania y Níger-- han desplegado una fuerza conjunta para restaurar la estabilidad en la región.

"AÑOS" PARA RECONSTRUIR EL SAHEL

El representante de la ONU ha destacado que llevará "años" reconstruir a las comunidades afectadas en el Sahel para garantizar que "nadie se quede atrás". "Ante tanta pérdida y devastación, no podemos ser pasivos", ha sostenido.

En cuanto a la fuerza conjunta del G5, Lacroix ha mantenido que se están realizando "progresos tangibles y alentadores" para aumentar sus filas y establecer una estructura de mando con base en Niamey, la capital de Níger, que cooperará con otras fuerzas internacionales con presencia en la zona.

Además, y con apoyo financiero de la Unión Europea, la Misión Multidimensional Integrada de Estabilización de Naciones Unidas en Malí (MINUSMA) está suministrando productos básicos como comida, agua o combustible. Sin embargo, Lacroix ha alertado de que la Misión se encuentra en su máximo de capacidad y de recursos y ha hablado de la necesidad de un nuevo paquete de ayudas.

"Esto no solo permitirá un apoyo previsible y sostenible, sino que también facilitará la aplicación de una estrategia a largo plazo para ir eliminando este apoyo y hacer que la fuerza conjunta sea autónoma", ha detallado.

"La fuerza conjunta del G5 del Sahel va por el buen camino, pero todavía queda mucho por hacer", ha afirmado el representante de la ONU, a lo que ha añadido que la fuerza conjunta es una herramienta más del enfoque internacional en el Sahel, con el que prevén mejorar la gobernanza, erradicar la pobreza y proteger los Derechos Humanos.