Publicado 25/08/2021 10:58CET

El Salvador.- Bukele tilda de "refrito" la investigación sobre las pandillas y afirma que no hay pruebas de lo publicado

Archivo - Nayib Bukele, presidente de El Salvador.
Archivo - Nayib Bukele, presidente de El Salvador. - PRESIDENCIA DE EL SALVADOR - Archivo

MADRID, 25 Ago. (EUROPA PRESS) -

El presidente de El Salvador, Nayib Bukele, ha tachado de "refrito" la investigación periodística que revela que su Gobierno negoció con tres pandillas salvadoreñas, al tiempo que ha afirmado que no hay pruebas de lo publicado, a pesar de los documentos gráficos que adjunta la publicación.

En una serie de mensajes publicados a través de su cuenta en la red social Twitter, el mandatario salvadoreño se ha negado a emitir una valoración sobre la investigación de 'El Faro', que acusa al Ejecutivo de Bukele de negociar con pandillas a cambio de mantener bajos los índices de homicidios en el país centroamericano.

"Quieren que contestemos el mismo refrito, que ya contestamos y que ya publicaron cinco veces", ha señalado, haciendo alusión a otras investigaciones anteriores que apuntaban en la misma línea que la publicada esta semana. "Dentro de un mes, volverán a sacar el mismo refrito y volverán a pedir reacción del Gobierno", ha continuado.

"Sus propios ataques son contradictorios entre sí y nunca presentan pruebas de nada", ha incidido, recalcando que la prensa "primero" acusa a Bukele de violar los Derechos Humanos de los pandilleros y "luego" de darles beneficios. "Ya si alquilen les quiere creer, aún sabiendo todos para quién trabajan, pues adelante", ha remachado.

La investigación de 'El Faro' presenta un estudio de la anterior Fiscalía salvadoreña, la que la Asamblea Legislativa, controlada por el partido de Bukele, Nuevas Ideas, descabezó al destituir al fiscal general de aquel momento, Raúl Melara.

La antigua Fiscalía llevó a cabo una investigación, denominada Catedral, en la que se recopilaron audios, fotografías, testimonios y otras pruebas de las reuniones de funcionarios de Bukele con las pandillas, pero el fiscal general nombrado tras la destitución de Melara, Rodolfo Delgado, desmanteló la unidad que consiguió los hallazgos, el Grupo Especial Antimafia (GEA).

En concreto, el grupo, liderado por el exfiscal Germán Arriaza, consiguió evidencias de negociaciones entre funcionarios de Bukele y las pandillas Mara Salvatrucha-13, Barrio 18 Revolucionarios y Barrio 18 Sureños. Negociaron en 2020 diversos beneficios para los pandilleros encarcelados, a cambio de mantener bajos los índices de homicidios en todo el país.

Bukele ha hecho de la lucha contra la delincuencia y el crimen organizado uno de sus principales caballos de batalla, celebrando en varias ocasiones que el país haya completado un día sin ningún homicidio. En el tiempo que lleva en el cargo, la cifra de homicidios ha disminuido de forma acusada.

Contador