El Salvador desarrolla una política de "puertas abiertas al mundo" para incentivar su desarrollo económico y social

El presidente de El Salvador, Salvador Sánchez Cerén.
REUTERS / JOSE CABEZAS - Archivo
Publicado 13/09/2018 18:08:50CET

   SAN SALVADOR, 13 Sep. (Notimérica) -

   El Salvador lleva diez años implementando una política de "puertas abiertas al mundo" con el objetivo de incentivar su desarrollo económico y social. Tanto así, que el país centroamericano ha sido el único de Iberoamérica y uno de los tres del hemisferio occidental --junto a EEUU y Canadá-- en llegar al Foro Económico Oriental.

   Desde 2009, El Salvador está desarrollando una política que el entonces presidente electo Mauricio Funes definió como "progresista y pluralista", ha señalado el embajador del país latinoamericano en Rusia Efrén Arnoldo Bernal Chévez, en una entrevista para la agencia 'Sputnik'.

   A partir de esa fecha, agregó el embajador, el país viene desarrollando "una política de puertas abiertas, de relaciones con todos los países del mundo, independientemente de su idiosincrasia y, por supuesto, respetando los principios internacionales de independencia y autodeterminación de los pueblos". Es bajo ese principio que El Salvador ha comenzado a reabrir sus relaciones con algunos países.

   El primer decreto que el Gobierno de Mauricio Funes realizó tras llegar al poder en 2009 fue el de reabrir las relaciones con Cuba, que se encontraban paralizadas desde 1961. En 2018, El Salvador estableció relaciones con la República Popular China, reconociendo a Pekín, y no a Taipéi, como principal representante del pueblo chino.

   "Desde 2016 no teníamos embajador en Rusia, yo he llagado este año. También este año se ha enviado a un embajador a la India. Y, por supuesto, en este momento se ha enviado a un encargado de negocios para que vaya a abrir la embajada a China y, antes de que culmine el año, va a estar plenamente instalada una Embajada", señaló Bernal.

   Según el diplomático, el reconocimiento de la República Popular de China ha abierto un gran abanico de oportunidades no solo para El Salvador, sino para toda la región. Recientemente, lo mismo lo han hecho países como Costa Rica, Panamá y la República Dominicana. De esta manera, de los ocho países que forman el Sistema de Integración Centroamericana (SICA), cuatro ya han establecido contactos diplomáticos con Pekín.

   El Salvador vivió 12 años de guerra civil entre 1980 y 1992. La paz alcanzada ha sido uno de los procesos más exitosos facilitados por las Naciones Unidas y "ahora, que se ha consolidado, ha llegado el momento de iniciar el despegue de El Salvador en todos los sentidos", indicó Bernal.