Publicado 11/02/2020 4:10:54CET

El Salvador.- Los diputados salvadoreños condenan la toma militarizada de la Asamblea Legislativa

El Salvador.- Los diputados salvadoreños condenan la toma militarizada de la Asa
El Salvador.- Los diputados salvadoreños condenan la toma militarizada de la Asa - TIWTTER @ASAMBLEASV

MADRID, 11 Feb. (EUROPA PRESS) -

Los diputados de la Asamblea Legislativa de El Salvador han condenado este lunes la toma de las instalaciones de la institución por parte de los militares que entraron el domingo en la sede parlamentaria junto con algunos de los diputados oficialistas, que se presentaron para participar en la sesión extraordinaria, convocada por el presidente, Nayib Bukele.

En concreto, los legisladores han leído un pronunciamiento durante una sesión extraordinaria convocada para este fin en la que han valorado que los hechos "culminaron con una violación a la independencia del Órgano Legislativo, afectando el sistema democrático y el funcionamiento de los pesos y contrapesos en el ejercicio del poder".

Asimismo, los diputados han rechazado los "constantes insultos y amenazas", así como su "persecución", al tiempo que han pedido a los congresos del todo el mundo su solidaridad "en defensa de la democracia y el estado de Derecho" en El Salvador, ha informado la cuenta oficial de la Cámara en la red social Twitter.

Por otra parte, han recomendado a Bukele que "desista" en sus "amenazas, ultimátum y uso de las fuerzas para disolver el parlamento salvadoreño". También han expresado su "agradecimiento" a entidades nacionales e internacionales "en defensa de la democracia y el Estado de Derecho" y les ha instado a "continuar atentos".

El presidente de la Asamblea Legislativa, Mario Ponce, ya había informado este lunes de que la Cámara había decidido condenar por unanimidad lo que consideran la "invasión" e "intento de golpe de Estado".

Por otro lado, la Sala de lo Constitucional de la Corte Suprema de Justicia de El Salvador ha admitido este lunes la demanda de inconstitucionalidad contra las acciones de Bukele y ha impuesto una serie de medidas cautelares, entre las que se encuentra prohibir al mandatario utilizar a las Fuerzas Armadas para fines contrarios a la Constitución y anular la convocatoria de sesiones del Legislativo por parte del Gobierno.

CRISIS POLÍTICA

Bukele, que llegó al cargo el 1 de junio, ha lanzado un Plan de Control Territorial a desarrollar en tres fases con un coste de más de 575 millones de dólares. Ahora se disponía a iniciar la tercera fase, destinada a "modernizar" a las Fuerzas Armadas y la Policía, para lo cual necesitaba que el Congreso diera luz verde a un préstamo de 109 millones de dólares preconcedido por el Banco Centroamericano de Integración Económica (BCIE).

Los diputados se negaron en una votación celebrada el jueves. Tras ello, Bukele convocó para el domingo siguiente una sesión extraordinaria de la Asamblea Legislativa haciendo uso de un artículo constitucional ideado par "cuando los intereses de la República lo ameriten". El Congreso consideró que la urgencia no era tal, por lo que la oposición avanzó que no iría.

El domingo militares a las órdenes del presidente Bukele irrumpieron en la sede de la Asamblea Legislativa y policías se presentaron en las viviendas de los asambleístas con la orden verbal de acudir a la sede parlamentaria, lo cual no hicieron.

El propio Bukele entró en la sede parlamentaria rodeado de militares y dio una semana de plazo al órgano para que apruebe el conocido como Plan de Control Territorial. Bukele asegura que los diputados de la oposición que controlan la Asamblea Legislativa están al servicio de las bandas criminales que él pretende combatir.

Ya el lunes, el presidente de la Asamblea Legislativa, Mario Ponce, ha informado de que la Cámara ha decidido condenar por unanimidad lo que consideran la "invasión" e "intento de golpe de Estado" perpetrado el domingo. Además, Ponce ha emplazado a intervenir a la Fiscalía.

Contador