El Salvador/España.-El Príncipe de Asturias y Saca inauguran un centro de formación para jóvenes al sur de San Salvador

Actualizado 24/01/2006 18:57:15 CET

SAN SALVADOR, 24 Ene. (EUROPA PRESS) -

El Príncipe de Asturias, don Felipe de Borbón, y el presidente de El Salvador, Antonio Saca, inauguraron esta mañana el Centro de Formación Integral "Jesús Obrero" en la ciudad de Sacacoyo, a 31 kilómetros al sur de San Salvador, en el departamento central de La Libertad, informó el Ministerio salvadoreño de Asuntos Exteriores.

El Centro "Jesús Obrero" fue construido con fondos concedidos por la Cooperación Española y es administrado por la organización no gubernamental CESAL, dirigida por el religioso José Rodríguez.

Don Felipe de Borbón se encuentra en una visita oficial de tres días en el país centroamericano, en el marco de la gira que realiza por el continente americano. El Príncipe de Asturias llegó anoche al Aeropuerto Internacional de El Salvador, en Comalapa, un día después de asistir a la investidura del presidente de Bolivia, Evo Morales.

Tras su llegada a la terminal aérea, y bajo fuertes medidas de seguridad y protocolo, el Príncipe, que también estará presente en la toma de posesión de Manuel Zelaya, presidente electo de Honduras, fue recibido por el ministro salvadoreño de Exteriores, Francisco Laínez, quien declaró momentos antes de su llegada que "con esta visita, nuevamente se confirma las buenas relaciones que se mantienen entre ambas naciones".

FORTALECIMIENTO DE LAZOS

En palabras del embajador de España en El Salvador, Jorge Hevia, la presencia en el país del Heredero supone "una visita para fortalecer los lazos entre España y El Salvador, poniendo de manifiesto el compromiso especial con los países centroamericanos".

Según la prensa del país, España es considerada por El Salvador su principal socio político y económico en Europa, y es actualmente uno de los principales inversores en el país.

Asimismo, tras su apoyo al proceso de paz a comienzos de los noventa, asiste técnica y políticamente al proceso de integración centroamericana, e impulsa la posibilidad de un TLC entre Centroamérica y la Unión Europea a partir de 2007.